El renovado milagro de tus auroras mis auroras

     Abrazos…
Níveos latidos
con que el sintetizador
estremece
el rumor sordo del alma
con que el cello
quiebra
quiebra heridas
dolores
y ruidos multiplicados por el ser humano:
torres de Babel izadas para su propia gloria… ayayyaya

     

Besos de luz…
Salmos
regalados
cuando el ser humano guarda silencio
cuando hombre mujer
regala su voz interior
da a luz
a su niño
a su payaso
a su princesa
a sus soles...
a esos acordes
que elevan sus alas
entre una muchedumbre perdida
aislada ayayayya

Fagots…
Voces que en medio
de la tormenta
de las nubes
nos regalan balandros de aurora
nos regalan
tanto abrazo entre marineros esposas
y recién nacidos
nos regalan
esos silencios del alma,
nos regalan esas palabras
con que nuestra alma renace
con que nuestra alma
se engendra a sí misma ante el milagro
ante el renovado milagro
de tus auroras, de tus auroras
y por supuesto que sí
de tus auroras,
de mis auroras niñas y de tus auroras madre.

De Pruden Tercero Nieto, agosto de 2013

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones