Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

Crescent Moon

Imagen
Serranía que abraza
entre espiguera y espiguera
el estío;
campos que el agua horada
melancólica nostálgica...

Voz de dulzura
que hiere
los últimos vestigios del estío
entre hoja y hoja que destrenzará el otoño
y que enciende guirnaldas
de primavera
pequeñas luces trémulas
donde dos pequeñuelos
aprenden a amarse sin quimeras
sin triquiñuelas
sin más moneda que el amor
que el abrazar
y que el sonreír
y jugar con ansia, siisis

Voz de dulzura
que hila
la luna
zahiriendo encinares
y pinares
mientras el humedal manchego
trenza su canto
de grillos
y ánades, de diferentes y coloridas ánades
en el grito trémulo de tusojosmisojos...

Voz de dulzura
con que arrulla
los balandros
donde tualmamialma
náufragos de las ausencias
y de las heridas
aprenden a dormirse
en las orillas
de cada instante
de cada vals
en que nos desnudamos
de aire, de brisa caliginosa
y nos encendemos de ribera
y de pétalos de agua
que ánades
trenzan latidos en nuestras manos...

De Pruden Tercero NIeto, 29 de agosto de 2014

Mis cinco panecillos y mis dos peces...

Imagen
http://youtu.be/IP6Z_OpZqls

Mis cinco panecillos y mis dos peces...

Trenza de sonrisas en el piano...
Trenzas de luz
que desde Samaría
me llaman...

Semilla que vuelve
a pronunciar mi nombre
con sólo, con sólo la luz
que Tú, mi Sembrador de caminos,
sabes poner en cada palabra...
Semilla
que Lázaro
vuelve a levantarme
sólo sólo cuando aún "estaba dormido"...

Sístoles y diástoles
renacen
pequeñas mariposas de luz
en mis manos...
en la noche sin estrellas
de mi mirada castaña...
Y yo Nicodemo de nuevo
vuelvo a preguntarte, Rabih,
¿cómo es eso de nacer de nuevo?"
Y tú ríes
con la luz del arroyo
con el acorde de la calandria
con el milagro del nuevo día...

Y vuelves, sí, vuelves
a mirarme como en el primer día
reflejando la luz de esta alma de niño
y mis llagas, mis miedos, mis jaulas de la noche...
pero para ti
no hay nada como esos ojos de niño
ese Prudencito
con que dulce me pronuncias

hoy, cuando mi Mariiiita
Lázaro recién estrenado
Pedro sin la confianza,
náufrago en el a…

Vals de acordes sin tusmanosmismanos en una habitación de hospital...

Imagen
Acorde a acorde
danzas
trémula
con las manos tendidas
en solitario...

     Tu regazo
y pecho, cálidos,
ya no primaverean
doble latido.
Mi voz...
trémula y angelical
rinde
las sonrisas por ti
descolgadas
ha tiempo de mi alma de payaso
y de mi niño que ha perseguido una y otra vez
locuelo y castañuelas
tu luna descalzo
y encaramado en la nube
contigo,
siempre contiiiiigooooooo....

      Trémula voz
susurro...
tu sonrisa
castañuelas
rinde a su vez
en esta danza
tus versos de princesa
tus rimas de hadas
que se desatan acorde a acorde
de mis ojos...
de mis manos, ayyaya

Alas que volaron de nuestro hogar
de Isma y Miri...

   Acordes
entre tusmanosmismanos
se enredan, ayayyaya, a cada herida
a cada ausencia
que respira mientras danzas
en esta habitación de hospital
con nuestros ayes
con nuestras quebradas...
mientras la soledad
desata de nuevo
las heridas de luna y hambre en mi sonrisa
entristecida y abatida, ayyaya...

      Plegarias de luz
acuden "¿Por qué dudáis, mis pequeñuelos?"
e…

Alicia en el País de las maravillas

Imagen
"Dios mío, Dios mío,
voy a llegar tardeeeeeeeeeee..."
Saltos azorados de un conejo blanco
persiguen
trenzas doradas
de una adolescente soñadora...

Tejes,
vida,
con tus heridas
con su leve peso material
pero con sus globos de dolor inmenso
pequeñas guirnaldas en el cielo...
en nuestro cielo
que quedan colgadas en la sonrisa de un gato avieso
en la pipa de una oruga fumadora,
en el caliz dorado de nuestras manos, ayayyayy

Trenza juguetona
de pasadizos...
Alicia, corres
tras el conejo
del paso breve del tiempo y de los latidos...
de los sueños y de los ojos locuelos, sisiisi...
mientras una voz en grito
retumba entre la soldadesca ebria
de rigor y la mayoría de edad
"que le coooooortennnn la cabezaaaaaaaaaaa...."

Pétalos de dulzura
inscribes en tus latidos
que sonríen ayes de violín
que sonríen
trenzas de plegarias y luz
en tu perseguido conejo estresado
y que persigues en tu yayo, en tu amada,
en tu padre, en tu hermano...
en cada pétalo enamorado
que sientes que arra…