Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Para Paqui, mi madre

Imagen
Con estas campanillas, con su amor del bueeeeeeeeeeenoooooooooo, quiero tantalear entre mis recuerdos, quiero besar una vez más la cara de mi madre, quiero sonreír una vez más a través de su sonrisa dulce, quiero en sus ojos niños, igual de niños que los míos, mirarme una vez más, y cogerme de la mano, volver a cogerme de la mano, y quiero sentir sus besos húmedos de amor, húmedos de ternura, de almita buena....
          HOy, madre, quiero sonreír con tu risa juvenil, niña, y contigo del brazo volver a pasear, volver a sonreír, volver a jugar a que soy tu pareja, que soy el hombre que siempre te cuidará... Hoy, madre, veintiun años despues de tu muerte en un hospital de Madrid, quiero, la melodía acaricándome y haciéndose sábana, susurro, volver a escuchar tus palabras, las manos que por entre ellas me acunaban, el silencio con que tus ojos amorosamente me perseguían, me adoraban, me amaban con la calidez con que la luna se adormece entre las estrell…

Reconcíliate con tu almita buena

Imagen
Ufffffffffff..... qué cashoooooooooooo entrada a la vida, uffffffffff.... qué cashoooooooooooo pase al cielo, a esa madre naturaleza, a esa sonrisa de madre buena que una vez amaneció al ser humano, que una vez amaneció la vida preñada de bosques, de árboles, de seres vivos.... La voz, como de ángeles, tuvo que ser el abrazo del Papá bueno, de su sonrisa preñada de paciencia, de perdón y de paciencia ante ese ser vivo tan lleno de urgencias, así hubo de ser, enseñándole, preparándole, acunándole....                 Los seres vivos hubieron de abrir sus ojitos de niño ante aquella tierna criatura, las gacelas, los primeros leones, las primeras cebras, los primeros delfines hubieron de besar como tú, como tú, como tú, a ese ser humano primigenio, a esa luciérnaga de emociones que nacía a los ojos de los seres vivos su ternura, sus ganas de aprender, sus ganas de amar con ansiaaaaaa... sí sus sonidos guturales hubieron de ser un canto, como el que estás escuchando, de vida, de son…

Danza ilusionada de la vida

Imagen
Días de otoño, de emociones que cálidas resuenan en nuestros latidos, violines que nos amanecen sonrisa, ternura, nostalgia, pero sobre todo besos golosos.... Melodías que desde nuestro mar, desde nuestras olas, acogemos, nos empapamos ávidos y entrelazas las manos para iniciar esta danceta, este abrazo con nuestras almitas buenas abriendo sus brazos, latiendo sus labios, nuestras manos de paloma azorada que se enlazan a tus manos... 
           Sí, son emociones cálidas, son nostalgia, pero son ese doble latido de primavera donde florecemos tú, tú, tú, tú, tú y yo, claro que sí, esa danza ilusionada, donde giramos y giramos en esta alocada, urgente, superficial muchas veces ayayayyayayayayyaya, pero generosa, porque nos tiene a ti, a ti, a ti, ati, a ti , a ti, y a mí, siendo olas, aupándonos y siedo sonrisa, ternura, almita buena. No lo olvides el Papá bueno y Mamá Naturaleza bailan, danzan, sueñan con nosotros, buenos díaaaaaaasssss

Señor, multiplica la mirada de los ojos de niño

Imagen
No, payaso, hoy no había niños. Acudiste a la platea Y apenas dos o tres cabezas Despuntaban ahí arriba.
Acudiste a tu oficio Y entre los pliegues de tus manos pronto El regalo, la sorpresa, el hilo Que tire de la fantasía Y la asome a los ojos De niño. Mas, pronto, descubriste otros rostros: Una realidad terrible, Un rumor hondo y, en sus caras, La tierra, Volvamos a la tierra; Y el grito de hermanos, Sin que algún sonido, mudo y terrible, Saliera de sus gargantas, Sólo el sonido de la guerra.
Y miraste al silencio, A tus zapatos blancos y dijiste También mudo al Señor, Mientras tu mirada discurría Entre los únicos niños:
Señor, duerme a la bestia Que reside en los hombres Y ojalá multipliques de estos niños, mis niños

Lecciones de geografía

Imagen

ME AMANECÉIS

Imagen
Como notas, como latidos, como esos comienzos de la creación, la guitarra abre, quiebra esta noche con sus rayos como un buen día hubo de ser con el Papá bueno.... Así a esa guitarra se suma sol y sueño la voz de Kati Jobe, susurro como deben sonar las palabras que salen del corazón, como deben sonar las palabras que sin miedos y sin ausencias se derraman en nuestras almitas, en nuestras almitas buenas...
       Me amanecen estos acordes, me amanece esta voz, me amanecen estas palabras.... me amanecen en una orilla donde tus pies y los míos se encuentran, se mojan de la arena húmeda, de las grietas entre la arena besadas por el agua que la marea ha anochecido....me amanecen en la sonrisa del amanecer, me amanecen en las sábanas suaves de vuestros brazos, de vuestras almitas buenas, ME AMANECEN EN EL HOGAR DE VUESTRAS CÁLIDAS MIRADAS, EN LOS PUENTES QUE TENDÍS HACIA MÍ PARA CAMINAR, PARA NO ANDAR SOLO EN EL CAMINO.... ME AMANECEN.


    Salmo, oración, plegaria, ufff…

Bollas llenas de tu mar

Imagen
De tu mar, Sanlúcar, y de tu amor, estos versos El mar pronuncia tu nombre a escondidas.
La roulotte nos deja a ti y a mí en esta playa sanluqueña
donde por la noche entre las grietas del agua
que el mar ha dejado en la orilla acariciamos nuestros cuerpos.
...
     Mujer de sombras de luna y de niña el alma,
hoy pronuncio tus propias orillas en esta playa
y poso los labios en cada hendidura, pliegue, murmullo y deseo
como las bollas que en la noche encienden y apagan sus luces.

        El payaso, es cierto, sabe de tierras sin término
y de tierras sevillanas y gaditanas se envuelve
su sonrisa, canto y sueño, alma y verso,
tejiendo con tu cuerpo mujer cálidas olas.

    Entonces el recuerdo de la danza mora,
entonces la sombra luna sobre la arena,
entonces mientras las estrellas arropan estas palabras
tu mirada niña besa húmeda las prendas de mi oficio.

Paseos por las calles de Jaén

Imagen
Te miras hoy, ¡ay, candil!
En las calles adormiladas de esta ciudad adoptiva Y pulsas, mientras recorres sus paseos y calles, El pálpito escondido, la trémula huella Que sumar nuevamente a la trouppe de mi roulotte.
¿Te das cuenta, ciudad compañera? Las manos se dirigen a este candil de luz, sin conseguir alcanzarlo del todo. Prefiero, compréndelo así, Recorrer una vez más tus calles buscándote.
Los ojos vislumbran a tu trasluz El negror de tu castillo de Santa Catalina, El andamiaje árabe de sus alturas. Sí,  como en casi toda ciudad andaluza, En tus manos beben las dos culturas, La cristiana y la musulmana.  Tienes, así pues, tus santos: Iglesia Encontradiza de San Ildefonso, Ofrenda orfebre de tu Catedral, Orgullo pictórico de Cristo Rey... No, no me he olvidado de  tu Inmaculada, cuán castellana E íntima, te me representas, De tu Padre Jesús Nazareno, cada vez más mío, Decidido y Abuelo, de tu Virgen de la Capilla, al encuentro siempre nocturno de mis huellas y mis recuerdos.
Cómo no nombrarte a ti, Mendig…

Remiendos en mi traje de oficio

Imagen
Sonrisas y voces, por un instante trémulas, Se desvanecen después en las sombras de tu roulotte. Ahí, triste y payaso, Pones a secar tus piruetas.
Tus ojos, donde aún laten las voces de niños,  guardan ahora silencio. Detrás de tu biombo, colgados tus tirantes y tus pantalones bombachos… el mismo oficio, el espectáculo.
Melodía de carcajadas, aplausos y... Aún escondido en tu amplia sonrisa de payaso: esbozo, asomo, vislumbre de tea encendida.
Payaso, Encendido remiendo entre realidad y deseos, cuya realidad añade  demasiados parches a tu traje de oficio, hasta que tú, iluminadas todas y cada una De las voces de niño, hagas el clic entre  salto y vacío.

Sinfonía de trémulas estrellas con nuestros ojos encerrados

Imagen
Buenas noches, me encanta este sonido de oboes, en la composición alma de Omar Akram, A Day With You, de sonrisas dibujadas en nuestra mirada, de pequeñas estrellas que comienzan a cerrarse en el cielo azul de nuestros párpados.... A continuación, ya el sueño acunándonos suave en su regazo, el piano traza los acordes, la dulzura, la calidez de las manos que han amanecido en nuestros ojos, la dulzura que unas manos han hecho nido en nuestro pecho... La guitarra es la canción, es el sueño, son las notas donde nuestra sonrisa se vence en las nubes de nuestros seres amados.... El violín despierta, nos susurra suave, nos acuna en una marejada de emociones, que son los besos, que son tantos abrazos....        Sí, el sueño nos anochece, nos llena, nos pinta dulce con un sonido de campanillas, todas las buenas obras que nuestras almitas buenas han sembrado, la guitarra es el eco, son las miradas, son las estrellas, que une su voz al violín, en esta orquesta de emociones y nos encuentra …

Besa tus ojos de niño aún herido, ama tu almita buenaaaaaaa

Imagen
Como un borracho en la oscuridad, como un anciano perdido en su soledad, como un payaso que ha perdido a los niños y su público, arranca esta partitura, estas palabras que se hacen alma, que se hacen latido... que nos arañan, que nos hieren, que nos laten sin poder evitarlo...
         La voz de Missy Higgins, alma, payaso sin sonrisas, ola abajada en la orilla, sueña, late, pregona su dolor, sus heridas, son palabras de salmo, son plegarias sin Papá bueno al que llegar, son sonrisas que no alcanzan rostros humedecidos por las lágrimas, son brazos que se quedan sin pechos que latir en el propio pecho... La guitarra acompaña toda la composición, como un gañido más, dulce, susurro, latido, ausencia, y que nos llena, que nos late aún más...
Nos coge de las manos aunque no queramos y nos aupamos con ella, entonces aparece, late el piano, late su voz, sus ansias de amar, sus ansias de tender puentes, sus ansias de iluminar estrellas junto al amado en sus ojos... son las palabras, son las em…