Para Paqui, mi madre

 
        Con estas campanillas, con su amor del bueeeeeeeeeeenoooooooooo, quiero tantalear entre mis recuerdos, quiero besar una vez más la cara de mi madre, quiero sonreír una vez más a través de su sonrisa dulce, quiero en sus ojos niños, igual de niños que los míos, mirarme una vez más, y cogerme de la mano, volver a cogerme de la mano, y quiero sentir sus besos húmedos de amor, húmedos de ternura, de almita buena....
          HOy, madre, quiero sonreír con tu risa juvenil, niña, y contigo del brazo volver a pasear, volver a sonreír, volver a jugar a que soy tu pareja, que soy el hombre que siempre te cuidará... Hoy, madre, veintiun años despues de tu muerte en un hospital de Madrid, quiero, la melodía acaricándome y haciéndose sábana, susurro, volver a escuchar tus palabras, las manos que por entre ellas me acunaban, el silencio con que tus ojos amorosamente me perseguían, me adoraban, me amaban con la calidez con que la luna se adormece entre las estrellas, con la calidez con que el sol besa suave el aggua al acostarse y acaricia tu mejilla, manos, senos y brazos al desperezarte...
          
Hoy madre, por medio de estas palabras, quiero sonreírte, quiero latir tu amor por medio de estas palabras, quiero por medio de estas campanillas de ángel, ayayyayayaya, esa película Qué bello es vivir, y por medio de mis lágrimas, de estos latidos musicales, de esta ternura en mis manos, en mis labios, en m pecho, en mi mirada, en mis grandes ojos de niño que tu amor vuelva a amanecerme, amanecer a los míos, a mi padre, a mi hermano, a mi hermana, a mi cuñado, a mi sobrino, a la persona que amo, ayyyyyyyy, madre cuánto te reconocerías en ella, bueno cuánto te reconoces en ella, en su dulzura, en su niñez, en su mirada, porque madre, ella late llanto, alma, amor, sonrisa, dulzura, por mí... claro que sí, madre cuánto te sonríes, cuánto lloras, cuánto me amas por medio de ella....
 
     Hoy, madre quiero volviendo a ver tu rostro, volviendo a ver tu sonrisa niña, volviendo a ver tu almita buena en tus manos, suaves, en tu mirada cuna, decirte madre te amo, sabes que te amo, en cada día, en cada sonrisa, en cada dulzura, en cada ternura que tiende puentes hacia los demás, hay un latido y beso tuyo dulce prendido, renacido en mí, mamá te amo, siempre te amo... hasta que un día haya que partir y reencontrame contigo, serás la estrella que brilla, que sueña, que se entrega, que juega, que es canto, que es tu Prudencito, buenas noches

Comentarios

  1. Muy bello mi querido amigo que hermoso homenaje a tu madre, me conmueve la dulzura que tienen tus palabras por ella después de tantos años de su partida, ella si fue una buena madre, yo prefiero no recordar la mía, hermosa entrada amigo mil gracias por compartir con todos tus hermosos sentimientos que dios te bendiga que estés muy bien.

    Besossssssssssssss, buenas nochessssssssss lindo amanecer.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso homenaje a las madres...
    Es imposible desligarnos de ellas, porque representan los cimientos de nuestra vida,
    con ellas esta es más fácil de entender.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. son demasiado hermosas tus palabras, el inmenso amor hacia tu madre se hace evidente, vuela, se siente infinitamente...realmente una preciosidad lo que escribiste n.n seguro que ella está muy feliz de poder vivir a través de tu recuerdo para siempre. Nos leemos!! saludos!! :)

    ResponderEliminar
  4. hola querido amigo mucho tiempo he estado fuera y al entrar me emocionas con estas palabras dedicadas a tu querida madre desde dentro de mi corazón te felicito un besito

    ResponderEliminar
  5. hola amigo,precioso homenaje a tu querida madre,gracias por compartir tus poemas .

    te dejo un fuerte abrazo y pasa un hermoso fin de semana!!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

Trenzas de columpio a la luz de la luna...

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis