Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

Simply Beautiful...

http://www.youtube.com/watch?v=J1w8DJT9g-I&feature=share&list=ALBTKoXRg38BDLAbLZYpGHCU013TEPST0e&index=7

Simply Beautiful...

Rumor de mar...
gritos de ángeles
nos recogen en sus manos;
guitarra trenza
latidos
de esperanza;
guitarra
teje en nuestros tejados
pequeños versos de cigüeña
pequeñas corbatas
de Papá Noel...

Heridas de poniente sonrosado
hociquean
sus versos de luz
en Prudencito...

¿me das la mano, Mariiiita?...
el miedo
quiebra esa lazada íntima...
quiebra mi primavera y tu otoño
deshojándonos hojas
y pétalos...

¿me das la mano, Mariiiita?...
Prudencito
no entiende
no entiende
de andar sin tu latido
trémulo
en su sonrisa
en sus manos
en su pequeño pecho...

¿me das la mano, Mariiita?...
tengo miedo de quedarme a solas
no por quedarme a solas
nononono...
si no porque el viento
no volverá a tener ese perfume
de almizcle y hierbabuena
porque el mar se habrá olvidado
de acariciar con sus olas nuestros cabellos
y balandros...

¿me das la mano, Mariiita?...
porque Pruden…

Crujío de guitarra en playa sanluqueña...

Son ya cinco días casi una semana los que Mercedes nos dejó, los que Mercedes, mi trenza dorada con ojos de niños, se encaramó a la barba del Papá bueno y al halda enorme y pura de la Milagrosa para irse al cielo; hoy hace cinco días que sus pulmones heridos, ayayyayay, no pudieron seguir enganchándola al mundo físico; hoy hace cinco días que tú que te quedaste sola sin el amor de tus amigos subiste hasta el cielo para disfrutar del amor de tu padre a quien amabas sobretodo y para llenarnos con tu amor, a pesar de la distancia, que habíamos puesto entre nosotros y tú, por diferentes motivos vitales... Hoy sin el dolor lacerante de tu pérdida, quiero escribir estos versos; esta lazada de luz, creo, para darte darte un beso y un abrazo, de buenos días, de buenas taredes y de bunas ncohes, paseando, paseando una vez más contigo... con una canción que sé que te encanta...con un grupo que sé que te encanta; espero que realmente te llegue al cielo...

Crujío de guitarra en play…

Guitarra con que, Mariiita y Prudencito, pintamos bigotes a la luna...

Imagen
Heridas de realidad.... pétalos de amapolas que hieren nuestra sonrisa... que dejan huellas de lágrimas en nuestras manos... Plegarias con que rezamos al Papá bueno o a la Mila hermosa y de repente nuestros niños que no saben de heridas de realidad ni de pétalos de amapolas ni cortos ni perezosos pintan bigotes a la luna y un sombrero indio al poniente... Creo que todo esto acompañado de una buena melodía merecía bien un poema...que he llamado, bueno que hemos llamado...

Luz
herida sonrosada
crepita
sonríe
late leve
entre colinas
donde aún...
donde aún por una vez más llora
trenza de latidos
el arroyo...

Palabra
sin frack ni hábitos... Trenza
de manos tendidas
de corazones y regazos que aprenden
a amarse
cada deshojamiento de otoño
cada estrangulamiento de la luz del día
en invierno.. Rayo de luz
que quiebra por fin
una vez más
solo una vez
tusnubesmisnubes...

Tú... yo...
lánguidos de latidos...
sílaba
que crece que vuelve compañera
cuando abrazasabrazo
y sonríessonrío cada lág…

You're Loved... Don't Give Up!

Imagen

El relato de Alma castañuelas…

Imagen
       Pequeño ratoncillo, ¿quieres que te cuente la historia de Alma? Siempre hay una condición, debes quererla mucho porque te va a necesitar. Alma era una niña pizpireta de trenzas castañas y mirada con salida a un horizonte de macizos que arropaban en más de una ocasión el edredón azul de la noche. Te hubiera gustado; seguro que te hubiera gustado. Sus manos siempre estaban inquietas, nerviosas. Su lugar preferido era la playa; le encantaba pasear por la orilla; le encantaba dejar a sus ojos, ya te lo he dicho, errar por el mar y el cielo, encendiendo la noche con sus sueños locuelos, sisiisi…
       A la edad de siete años nuestra Alma aún no hablaba. Sus padres la habían llevado a los médicos. Éstos no habían encontrado ningún problema que pudiera explicar su falta de lenguaje articulado. Al anochecer, cuando los gritos de papá y mamá hacía tiempo que habían calmado - claro que de estos hechos, corazón, no se informó al centro de salud- sus ojos, …

If I Walk Away...

Imagen
       Una a una
cierro las persianas
con la sábana de la noche
y estiro de las estrellas
para que enciendan
en mi cuarto algo de luz...
pronuncio quedo muy quedo esta plegaria...

      Si marcho de aquí...

      Perderé los colores del amanecer...
los colores
con que el Papá bueno
trenza los primeros gorjeos de los niños...;
perderé la facultad
de encender con tu sonrisa
la tuya y la tuya y la tuya, también la tuya..
con vuestra alma castañuelas
cada retoño de primavera...;
perderé la facultad
de percibir
esos pétalos de tristeza
que tiemblan en vuestras manos:
doble latido de las mías...
perderé la facultad
de
contar con mis deditos cada ternura
cada relato con final feliz
cada herida sanada con amor...siempre con amor...

       Si marcho de aquí...

       Perderé tu cara
perderé sus historias
perderé tu capacidad de soñar
trenzada en cada globo
en cada cometa
que perseguimos locuelos los dos...

       Si marcho de aquí...
Tú no me perderás...

Sonreiré en cada sístole
y diástole de tu …

Rain...

Imagen
      Rain...

      Manos doble latido
hojas de lluvia
trenzas
de recuerdos
alas

      Nostalgia azul...
sonrisa que aletea
azorada
en el espejo
de una fotografía
en los pétalos
de una flor de primavera...

       Manos
trenzas de agua
de paseos
con paraguas
de encendidas calles
con la luz
de nuestras miradas
con la luz
del agua
que roza
tímida nuestra piel
nuestras alas blancas...

De Pruden Tercero Nieto, junio de 2014

Échame tus redes...

Imagen
       Caña de bambú...
del mar que sopla
con la voz
de tanto marinero
de tanto balandro
y faro
cuyos acordes se enredan
ahora en nuestras manos
en nuestros valses...

      Echa tus redes al mar
del cielo...
mi pescador...
cuánto necesitamos
que en ellas caigamos
con nuestros cestos

       Mira hacia nuestras orillas
pescador, ay mi pescador,
como mujeres e hijos
te esperamos
esperamos
tus manos
llenas del fruto de la mar
de sus semillas...

       Practica la danza
de los aparejos,
mi Sembrador de caminos,
de los pequeños valses
del balandro
de los esquejes
que braman llenos
de la pesca de tus manos...

       Pescador...
nombra mi barca
nombra
el mar ante mis ojos
nombra
las estrellas
que me guían en este tu mar...

     La noche me encuentra
desnudo
de mar
desnudo de ruidos
La noche tu noche
me encuentra
velamen
viento
gaviota que trenza sus ayes
una vez más siempre una vez más...
en esta danza de luna y estrellas...

De Pruden Tercero Nieto, junio de 2014

El relato de Irene… o de las segundas oportunidades

Imagen
El invierno había llegado hacía unos pocos días. Los árboles mostraban sus ramas descarnadas sobre las calles del pueblo, ¿el nombre del pueblo?, tú misma, mi elfa doméstica, puedes ponerle el nombre… Sobre las calles del pueblo, los pasos cansinos pero habituales de Claudio antes de llegar a casa: la boina bien ajustada para protegerse del frío con la compra que Irene le había encargado; los ojos casi velados por las cataratas que apenas atinaban en la cancela… y el cariño gris castaño que se encendía en ellos cuando cerrada la puerta, casi sin oírla, presentía la figura encorvada pero dulce de Irene. Te hubiera encantado percibir, mi pequeño cardenalito, cómo sin apenas mirarla los latidos de Irene se llenaban de doble latido; cómo ante la voz de Claudio su artritis cedía un poco en su dolor y sus manos atinaban con los apaños para el próximo guiso. Esos pequeños gestos, imperceptibles para los demás, eran el pequeño milagro que sacaba adelante sus vidas…

Nella Fantasia...

Imagen
           Hay un alma en esta canción hay una luz en esta canción que no puedo con mis torpes palabras reproducir pero sí que me arrastran sí que me acarician sí que me abrazan y besan con el alma de mi madre, con el alma del Papá bueno y de la Mila hermosa...
             Hay una melodía que proviene de esas maravillas que llevo unos años ya de mi vida disfrutando al máximo... de esos milagros que nos acercan a las almas necesitadas de los demás... de esas palabras que abren nuestras heridas nuestras cicatrices sanándolas con la llamarada suave de un amor que es indescriptible pero que se halla en nuestra alma, se halla en nuestra luz...
              Hay una invitación, hay una llamada, hay unas trenzas y unas manosque vuelven a cogernos de las manos que vuelven a pronunciar nuestro nombre y el de nuestros sueños... ayyayayay... ¿a qué esperas, mi pequeño, para cogerlos? ¿no me conoces ya? ¿no sabes que para mí no hay nada imposible? ¿que las murallas sólo están en tus pen…