You're Loved... Don't Give Up!





No rindas tu alma,
mi alma de luz...
eres sístole y diástole
que te sincroniza
a toda la realidad...
a mis manos
a mi mirada castaña...



Si sufres
la lluvia
horada los pequeños andes
sus macizos sus llanuras...
Si te rompes
por dentro
ayes de tormenta
asolan cada ciudad del trópico...
cada hogar...
cada suburbio...
mi sonrisa de payaso;
si te abandonas
en tu corazón...
hay un niño que será abandonado
en manos del hambre
de la violencia
y de la miseria...
unos pequeñuelos en su corazón
cuales Hansel y Gretel
no hallarán el camino de vuelta...

no rindas tu sonrisa castañuelas...
tu sonrisa
bebe del arroyo
donde beben
cada pétalo de primavera
cada ocaso al mecerse en sus aguas
cada gaviota que surcó el cielo
en busca del almiento de sus pequeñuelos...ayyayaya


Si dices adiós
una sonrisa
se destrenza de nuestras almas...
una alborada
pone en su puerta
el cartel de cerrado...
ayayyaa...


Si dejas de latir...
estas palabras estos acordes
serán mudas sombras
mudos espejismos...
si dejas de latir...


El niño que late en tu interior
en nuestro interior
dejará de agarrarnos
de las manos y correr locuelo, siempre locuelo...

si rindes tu cuerpecito machucado
por la vida...


Dejará de latir en nuestro corazón
nuestro doble latido
donde beben
hogar y vals de acordes...

donde bebe el pétalo de cada recuerdo
de cada paseo en nuestro Sanlúcar
en tu Sanlúcar...
Mercedes, ay mi Mercedes...

De Pruden Tercero Nieto, junio de 2014

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones