El ejercicio de la magia en el musical El Rey León

 El 
        Prodigioso arranque de El Rey León... Aún uno está recuperándose... Recientes, no sé cuántas veces uno habrá visto la película de El Rey León, con tanta calidad, me dirigí con los alumnos y compañeros del instituto a ver el musical del Rey León, ya el comienzo nos mostraba ante no sólo los ojos de la cara si no sobre todo los del corazón, lo que íbamos a encontrar... Si hay una palabra con la que me quedaría era la capacidad de sorprender, de mostrar mediante cantos llenos de godspel, de soul, herederos de los cantos tribales, mediante la puesta en escena, uffffffffffff..., mirad esas jirafas, esos pumas, esos leones, esos elefantes, esas cebras, abrid los ojos ante la danza incesante de un gran coro bien orquestado... ´Podría entrar en cada uno de los elementos que hacen de este musical algo mágico, quizás sea la palabra, pero sobre todo en la capacidad de conmover sobradamente tanto a grandes como a pequeños...
       Lo que nos llenaba desde el principio son esos regristros africanos en la voz de Rafiki, la sudafricana Brenda Mhlongo, mostraba en susurros, en gritos llenos de alegría y de esperanza y de vida, como metáfora de este musical acompañados por una puesta en escena donde se conjuraban cada uno de los animales que ya viéramos en la peli.
    
  Conforme iba pasando el musical, las escenas que nos enamoraron de la peli se iban sucediendo, los personajes ya míticos iban surgiendo: el malvado Scar, interpretado por Sergi Albert, el inolvidable Mufasa, interpretado por David Comrie, el inevitable Zazu, interpretado por Esteban Oliver, los pequeñines Simba y Nala... Timon y Pumba, uffffff..., el atormentado Simba... Cada escena arrancaba de los asistentes las palabras previamente aprendidas con la película y nos preparaba para la conclusión de la primera parte: la muerte de Mufasa y el miedo y huida de Simba al sentirse responsable. Uno, realmente no pudo evitar la comparación con la película, pero uno junto con todos los asistentes estábamos atrapados por la magia que este musical estaba consiguiendo componer: pieza a pieza, canción a canción...
 
    No podemos entender el Rey León sin la magia de la melodía, sin esos registros musicales que han acompañado esta pieza de Disney... En el musical asistimos a la recreación de gran parte más unas creadas expresamente para este evento: son de extraordinaria factura esta presentación de El ciclo Vital, Él vive en ti, Siento un nuevo amor en mí...
   
    No quiero seguir desgranando los entresijos porque rompería con mis burdas, ayyyyyyyyy, palabras, la magia que disfrutamos y que experimentamos en el teatro Lope de Vega, no conseguiría a explicar la magia que esta compañía cosmopolita integrada por actores de diferente nacionalidad consiguen dar, no conseguiría transmitiros cómo las lágrimas volvieron a encender muchas mejillas, no acertaría a explicar cómo los ojos se volvieron esa noche ojos de niños, Buenas noches

Comentarios

  1. Como me gusta el Rey León, hace mucho no podía venir a tu espacio, pero que mejor que hacerlo justo con esta entrada que me ha encantado.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso!!! quiero verlaaaaa...gracias por traernos ese trozito de magia amigo, besos y me alegro que hayas vuelto, vendré cuando pueda porque estoy estudiando y mi tiempo es escaso, besos con mi ternura.

    ResponderEliminar
  3. hola pruden y quien no amigo al ver estas peliculas u obras de teatro no lo hace con los ojos de un niño,es increible ver nuestras propias emosiones ante tantas escenas de ternura,es asi como descubrimos que siempre nos acompaña ese niño interior que por fortuna no nos abandona jamas.

    un fuerte abrazo amigo y muy feliz domingo!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Pruden, bienvenido, a veces, todos necesitamos un descanso para recuperar la energía perdida, no te preocupes, no estás solo.

    El Rey León es amor, armonia, tolerancia, belleza de sentimientos.

    Buenas noches amigo, besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola¡¡ Pruden, hacia tiempo que no sabía de ti.. Se que andabas ausente... Hoy nos trae un regalo
    EL rey león, bonita película
    Un beso de brujilla

    ResponderEliminar
  6. Hola Pruden!!
    Muchas gracias por acercarte a verme,te lo agradezco.
    Muchas veces necesitamos descansar en la orilla,aunque echemos de menos las olas del mar,en ocasiones tenemos que bajar y esperar a estar preparados nuevamente para continuar.

    El musical tiene que ser una pasada por lo que nos muestras,para grandes y niños,es una gran emoción,muy buena puesta en escena y las canciones...lo mejor de lo mejor!!

    Gracias por encontrarte y por encontrarnos.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Pruden ,si la película me emocionó el musical me matará de lo bello que es...
    Gracias por tus palabras en mi casa,todo un placer.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Cuando vi esta película lloré, es una película muy tierna, y la música muy bonita que nos envuelve, gracias Pruden por recordárnosla y hacernos viajar en el tiempo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Qué preciosidad de vídeo, Pruden, no sabes cómo me gusta :) y la descripción que das, como siempre, es muy buena. La gran pena es que no voy a poder ir a ver el musical en persona... y El rey león siempre me ha encantado, con la música, los animales y todo... No veas cómo sufro por no poder ir T.T, pero es comprensible porque tendría que viajar de propio. Espero tener más suerte con Sonrisas y lágrimas que estará aquí en unos días, pero claro, es distinto jeje. Cada obra tiene su estilo.
    Un beso =) y espero que estés bien. Si ves que no me puedo pasar mucho, es la universidad que me quita el tiempo... ya sabes uff

    ResponderEliminar
  10. Mi querido Pruden:
    Qué alegría volver a leerte.
    Esta entrada es muy tierna y me recuerda a mi sobrina Lucía que vio la película mil veces y mil veces lloraba.
    Te dejo el más tierno de los abrazos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones