La invención de Hugo (o la capacidad de volver a mirar con ojos de niño)


             Una historia escrita con corazón. Ufffffff.... Podríamos decir muchas cosas de ella, tantas... Me gustaría comenzar hablandoos del protagonista (Ray Winstone), me gustaría hablaros de sus ojos (ojos de niño), me gustaría contaros cómo a sus ojos, como en un cuento de Dickens, se asoman todos los personajes que pueblan la estación de cuyo reloj él se ha quedado a cargo, ya que su tío, a la muerte de su padre por un incendio, verdadero responsable se entrega a la bebida.
        Os decía cómo a sus ojos se nos retratan personajes, en eso me recuerda a Amelie, como el inspector de policía/atrapa niños huérfanos como él quien no se atreve a dar el paso para conocer a la floristera; como un hombre ya maduro que intenta acercarse a una mujer también madura para verse separado por su perro al que no le cae demasidado bien; y un juguetero, un excepcional Ben Kingsley (¡ay, ese interpretador genial de Ghandi!), cuya vida  y actividad a partir de la guerra quedó truncada....
        La historia arranca con nuestro protagonista pillado por el juguetero intentando robarle un juguete... Encuentro fortuito que va a desencadenar toda la historia. Hugo, así se llama el niño, sólo quiere hallar las piezas para arreglar un robot que le dejó su padre... Uffffffffff... Aquí podríamos seguir, podría añadir que la película es una historia del cine, que es una historia de los libros, de la imaginación, del amor, de la fe en las personas... Hugo, esos ojos de niño, ese corazón y amar con ansia contará con la ayuda dela ahijada del juguetero, Chloe,  en el film Helen McCrory, también fantástica, para afrontar su aventura... Sus enemigos, la miseria, la amargura., la pérdida de fe de los seres humanos... De verdad no os defraudará, acercar vuestros ojos, también de niño, a esta película: volveréis a ser un poco más niños...
     Ah, la banda sonora de Howard Shore, fantástica, es el latido que llena y ahonda aún más esas miradas llenas de humanidad, de esperanza, de hambre... Lo dicho, en ella las personas vuelven a ser esas olas en movimiento, esos primeros seres humanos capaces de mirar con ternura, de amar con ansia y de vivir ayyyyyyyy... Buenas noches

Comentarios

  1. Que bien! Bueno saber todo esto! Gracias por tan interesante informacion. Con tu permiso me quedo para ver que cosa descubro por aca, bendiciones!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Pruden!!!

    Creo que me gustará verla,estoy segura,ojalá tenga la oportunidad de hacerlo,por su historia fantástica y su misterio,porque los protagonistas son niños...rodeados de gente adulta con sus problemas,pero donde,seguro,triunfará la esperanza y la verdad.

    Ay,Pruden...me desarmas con tus palabras...siempre!
    Gracias amigo mío!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Pruden, gracias por esa información, aún no la he visto, pero no me la perderé, un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me encantará verla, Pruden, gracias por compartir la información.

    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

Trenzas de columpio a la luz de la luna...

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis