Alas de gingko anudadas en el vuelo de tusmanosmismanos..



pluma
a
pluma...
alas
enredan
su vuelo
su hechizada historia
en la hojarasca apacible de este mes de diciembre...
tusmanosmismanos
se mecen a las heridas
del gélido viento...
a las alas de mariposas
maniatadas en el espíritu del milenario ginkgo...

penacho
a
penacho
enredan entre nuestras manos
sus pétalos de belleza...
de alma trémula
en cada amanecer
en cada poniente...;
los latidos,
trenzas de acordes de sus alas,
casi sin redordarlo nosotros
se adormecen
y laten entre tussístolesmisdiástoles...

luciérnagas...
encardinan sus latidos
sus humildes pero intensas plegarias
a los lares orientales
en tumiradamimirada...
alas luminosas
descolgadas
del tejado del cielo y de nuestros sueños
mientras el mundo gira
y gira...

túyyo...
agazapados,
tuslabiosmislabios adormecidos
cuales alas de mariposas
en las ramas del gingkgo,
esperamos
anhelamos
el latido
los acordes
las alas
con que enredarnos a las alas de las estaciones nuevamente
con que enredarnos a nuestro vals de acordes

tiovivo donde nuestros niños castañuelas
pintan con el rabo de Cásper y Milita y Lobita
estrellitas y luceros
con que decorar las haldas de princesa de Mariiita
con que iluminar la mirada niña de Prudencito, sisiisi..
tío vivo donde las alas de mariposa
del gingkgo
latan,
primavereen
renazcan cada día
cada noche
cada latido de vivan los novios.en el vuelo redivivo
de tusmanosmismanos...

De Pruden Tercero Nieto, 3 de diciembre de 2014

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones