A lomos de este mar emocional

             Como un rayo primero y luego como gotas de agua que arremolinadas se dejan caer en nuestros ojos inicia esta pieza alma de Suzanne Cianii... The Velocity of Love... Cerramos los ojos y enseguida escuchamos el sonido del mar, de su oleaje, abriendo nuestra piel a su humedad, y dirigiendo nuestras caletas hacia alta mar para dejar que nuestros cuerpos se llenen de mar, de olas en movimiento... 
           Cada acorde, cada latido musical del piano susurro, melodía, composición enamorada de Suzanne Ciani, nos abre una pincelada, ya nos encontramos en alta mar, donde cálida, tierna se halla la amada, donde una vez más es amanecer en nuestros brazos, donde una vez más son manos que nos laten en nuestras manos, donde una vez más nuestros labios limpian las orillas húmedas de sus ojos, de su alma, de sus labios, reposando nuestra cabeza en el latido alma de su pecho...
            La noche parece sorprendernos entonces con estos acordes tendidos en la orilla con el sabor de la amada en nuestros labios, en nuestra piel, en nuestras manos... Entrelazan nuestros dedos nuevamente con el sabor de su melodía, nos besan con sus latidos, nos hablan con su risa alma...  Son las migas que este payaso quiere y debe atesorar esta noche en su armita, son las estrellas que este payaso esta noche quiere recontar en sus ojos,porque a veces la orilla nos encuentra sin migas en los bolsillos, ahítos de la voz y alma de la amada, con la mirá niña sin sus globos de sonrisas, con la boca con el sabor salobre y nostálgico del mar, de su ola en movimiento... Buenas noches

Comentarios

  1. Siento la música como esas gotas de agua que van fluyendo por mi piel y acarician mi alma, mis poros y mis sentidos... es una melodía tan sensual, tan tierna, que me siento hoy renovada y mecida.

    Muy cálida la música, entrañable tus letras.

    Besos grandes mecidos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones