MIgas de pan


Que la llama de este candil,
mientras enciende y aviva estos versos,
Ilumine otros ojos, otras gentes, otras llamas...

La luna desmenuza tu pan, payaso.
Las primeras migas son esparcidas,
Entre salto y salto, por una niña
Que desciende la ribera del río con su vestido nuevo
Y en su halda, estrellas y gorrioncillos blancos.

El pan sabe –no conviene masticarlo demasiado aprisa-
A aire, a danza y a sueño.

Amantes, el tiempo trenza inevitable
Los hilos de la presencia o ausencia
En el ápice de nuestros labios.

Nuevas calles, resonancias
De voces distintas nacen
Y se revelan sabia y secretamente en ti, mujer.
La miga –ponla en tus labios cuidadosamente-
Posee resabios de mar, de roulotte y de circo,
Siempre el mismo, siempre distinto.

Tú, anciana, te sonríes
Mientras me acercas
-la palma de tu mano extendida hacia arriba-
la única miga que aún queda de la hogaza de payaso.

¡Qué sencillo sería deslizarla entre mis labios
buscando sus cauces secretos con la punta de la lengua!
¡Guardarla, quizá como un tesoro comprometido, de entregar
 celoso, para con ella dar el salto!

¿Y si la tiro, anciana,
librándome así del nombre de mujer
que podría hollar en sus terrones de pan?
Mas, tú, mujer, no dices nada.

La luna hila en su urdimbre mientras sonríe.
El río sueña acurrucado en la orilla.
El payaso se acerca y nos contempla,
A través de los garabatos de estas palabras,
Saluda y, con los bolsillos llenos de migas que repartir,
Se marcha con su enorme y franca sonrisa de niño.

Comentarios

  1. Chiquilloooo que bonito escribes y que bien nos hace sentir despues de leerte
    Muchas gracias y un abrazo^^

    ResponderEliminar
  2. Con migas o sin migas la luna siempre nos conquista.
    El secreto tal vez esté en darlo todo sin esperar nada, vivir para amar, soñar, sentir...

    Muy lindo Pruden, como siempre me fascina la sensibilidad de tu pluma.

    Besos y abrazos de mi corazón al tuyo.

    Diana

    ResponderEliminar
  3. Precioso Pruden,la luna siempre estrá iluminando la noche.Besos inmensos de luz para ti y los que amas.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué sencillo sería deslizarla entre mis labios
    buscando sus cauces secretos con la punta de la lengua!
    ¡Guardarla, quizá como un tesoro comprometido, de entregar
    celoso, para con ella dar el salto!
    uuuuu esto que sesiiiiiiiite quedo divino de la muerte jiji esta preciosa mi niño lindo gracias por la canción uff la sevillana esta chulisima mira cambie el bloc pues no me decido con ningun fondo primito que cuando pueda la pongo mua buenas noches bueno pdt hay quedarle ánimos a la tita embrujo que esta sensible e adeuuuuuu

    ResponderEliminar
  5. Tienes palabras y con ellas todo lo que dicta tu corazón... Las ven los ojos, las paladean los labios y las retiene la memoria, así como se retienen los sentimientos, pegadas al alma.
    Muy bonita Pruden, gracias por esos enormes trozos de alegría y sensibilidad. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Que belleza llenita de sentimientos...de los que llenas las alas rotas que ya no soportan esos tristes recuerdos...tu los borras y los llenas de ternura...gracias cielo por este poema...besitos envueltos en cariño...

    ResponderEliminar
  7. Pruden que belleza, como escribes..
    Eres una persona que trasmite tanto, tus letras traspasa lo invisible, para quedarse en nuestra memoria.....
    Me encanta.. besos de brujilla

    ResponderEliminar
  8. Hola, Pruden:

    Hoy me quedo en estas miguitas de letras, y escucho al agua del río que mece, y veo a la luna que sonríe, mientras tus palabras se quedan y nos abrazan.

    Un placer estar en este bello rincón.

    Besos.

    PD.- ¿Te enteraste de lo que le sucedió a Gladys? yo me enteré ayer cuando entré en su blog que hacía tiempo no visitaba, y no veas cómo lo he sentido.

    ResponderEliminar
  9. Una niña y una anciana; la luna y el payaso. Confabulaciones todas que llevan la miga de pan a los labios. Precioso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones