Besemos con ansiaaaaaaaa a los seres vivos que nos rodean, por favor


 
       Con sonido de tambor a lo lejos, como reloj de arena, de pared... pronto surge la guitarra y la voz del juglar Manolo García como caricias, como voces que pespuntean la realidad y el horizonte que rodean al ser humano... sus palabra...s respiran, laten, son pequeños salmos, dulces oraciones... sobre la naturaleza...
        El violín se suma, el sintetizador, abren sus manos, abren sus colores para prender como fuego las palabras y sonidos que enlacen todos los elementos de la realidad...debemos perder nuestros yoyoísmos, perder nuestras alforjas llenas de realidad, de sociedad, de urgenciasssssssss.... uffffffff
    
   De nuevo, la palabra se convierte en poesía, se ciñe a las realidades naturales, se ciñe a todos los seres vivos, se abraza a los seres humanos, sí, la realidad es dura, es desazón, pero al mismo tiempo en el ser humano ha caído la responsabilidad de besar, de cuidar, de amar toda la realidad que le rodea... El juglar mira el camino recorrido, el camino iniciado hace tanto tiempo por el ser humano y descubre cuán aún le queda por volver, por abrirse a la realidad que un día se le entregó....
  
      El reloj vuelve a sonar al final como esos latidos, como el latido del ser humano como el latido que es eco en la madre naturaleza, nuestra mamá naturaleza. Buenas noches.


Nacer, vivir, los rostros anhelantes,
los gestos ávidos de vida.
Lo veo en las calles,
en el tiempo detenido.
Vivir, crecer expuestos al amor.
Expuestos al llanto, a la nostalgia,
a la risa y al dolor.
Dispuestos para cada instante
que amamos la vida.

Vivir para amar,
un soplo de brisa.La vida.
Cualquier forma de vida.
En la lucha desigual
en un mundo que naufragará
si no defendemos cualquier forma
de vida natural.

Si no me inquieta
un mundo asfaltado, sin vida.

Sabré que andar, sentir,
es un sencillo vaivén.
Y a ratos, alejarme de mí
hará más liviano el peso de mis alforjas.

Sabrás que despertar
a ese sencillo vaivén
tan sólo es respirar y dejarse llevar.
En los ánades migrando, en un manzano
o en la grandiosidad de un iceberg.

Nacer, vivir. Destello, extravío. La vida,
el tirón de la vida.
Lo veo en la gente,
en el tiempo presente.
Celeste cuerpo, amor de fogón.
Expuestos al quebranto, a la perfidia,
al goce y al perdón.
Dispuestos para cada instante de hambre
de vida.

Sabré que andar, sentir,
es ir más lento, parar.
Y a ratos desprenderse, que al fin
pureza del aire colma el pecho y las ansias.

Sabré que despertar
a ese sencillo vaivén
es lento; es arribar a serenos confines
en papeleo de mariposas, hacía un fiordo
o en el cobalto azul del huracán

Comentarios

  1. Es precioso!!
    Gracias por compratirlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ese título... a mí no tendrían nunca que decírmelo... beso a mis tres amores con la misma desesperación y ansias de la primera vez que los vi.

    No hay más a quien besar (en vivo y en directo, jejje), pero esta noche, te dejo un beso inmenso a ti.

    Nite!

    ResponderEliminar
  3. mil gracias querido y admirado pota por acariciar nuestra alma con la suprema belleza de tus versos, besinos de buenas noches y feliz fin de semana con todo mi cariño.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones