Al anochecer nos encaramamos a la nube...




Anochecer...

   
    A veces tú, María mi mucha María, y yo desaparecemos para dar lugar a nuestros Prudencito y Mariiita encaramarse a una nube y seguir nuestros sueños, ayayyayaya, atrapar una cigüeña con un cordel, cargar a nuestro perro Casper con un somier para que nos podamos acomodar, pintar las copas de los árboles con rosa, verde y amarillos cual pijamas donde poderse arrullar los pájaros y los gatitos, trasladarnos a la playa para hundir nuestros pies en la arena de la orilla y poner a cada estrella un nombre inventado... 
         Os invito con estas caricias, con estos acordes, con estas melodías a desnudaros de vuestros yoyoísmos, de vuestros miedos, de vuestras angustias, de vuestras urgencias, de vuestros yoes adultos y encardinaros nuevamente en vuestros niños, en vuestras almitas buenas... A ti que me lees, a ti que este cansino te repite, te repite, te repite, te repite... deja las palabras, olvida sus pliegues, sus esquinas y enlaza estos globos de emociones, déjate mecer por esta dulzaina de sensaciones...
Calla, no digas nada, siente, olvida, acaricia, niégate a ti mismo, escucha la armonía, sonríe, late, florece, primaverea... 
          Siente en ti pequeño globo de emociones, bracitos que acarician esos miedos que aullan en tu pecho, en tus ansias..., mordisquitos de ternuras que encienden en tus brazos, en tus ojos, en tus sonrisas ese hogar donde amanecer y anochecer día a día...; palabras que olvidan sus sonidos para tenderte sus manos que apaguen tantos silencios nerviosos en tu pecho, en tu soledad, ayayayyaya... Y entonces súbete, encáramate a nuestra nube, déjate llevar por nuestra alegría loca, sisiisisis

Comentarios

  1. Con mucho gueto Pruden.
    Me subo a esa nube de sueños e ilusión, algo que es muy necesario y en esta vida real no se puede conseguir.
    Que vuestro amor sea fuerte como una roca, y soporte todas las sacudidas del bravio mar. mis más grande y sentido a brazo para los dos.
    Ambar

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones