Clarity

     Tictacs...
Latidos sin los cordelajes
de las emociones
en estas primeras horas de la alborada.

    Ayes
de violín.. Pétalos
que desatan
el lazo secreto de los sueños
y los airean
entre las aún persistentes sombras,
pataletas de nuestros niños interiores.
sintiendo que se quiebran
las rosas, alhelíes y azucenas
que no permitimos abrirse a la siembra
del milagro fecundador.

     Caricias... Heridas magentas y añiles
con que nuestras almas sueñan,
y arropados entre las aún vagas brumas
entre lechos de hojas otoñales
sonreímos
a la alborada
trenzas
dulces besos de luz...
Ayes de violín... Hebras
que descorren
las cortinas de la noche
y el horizonte
que traerá de nuevo balandros
de pescadores
a la orilla...
senderos donde vuelan,
aves de esperanza,
los lazos que desatamos de niños...


     Caricias... Tramas de nostagias
que nos encuentran arropados a ti y a mí
en esta mañana de septiembre...

     Latidos...
ayes de violín.. trenzas de sonrisas
teclas de piano
con que pulsamos
en el rielar
de sombras y heridas
tus ponientes sonrosados, mis auroras.






De Pruden Tercero Nieto, septiembre de 2013

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

Trenzas de columpio a la luz de la luna...

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis