Romance enamorado del violín y del piano (ooooooooleeeeeeeeee)

               Amanecer lindero de romances, sueño de cielos renacidos en tus ojos, sueño de nubes encendidas en la ternura de tus manos... Así se deslíe esta composición de Giovanni Marradi (por favor dejaros acariciar, renacer y florecer en ella)            El piano en este comienzo sueña, florece, primaverea, sonríe en esta nueva alborear... El violín, surco entre montañas y jirones de islas, de nubes, renacer de amapolas, jazmines, oropéndolas, etc., desgaja emociones, entreteje ternuras, nostalgias, recuerdos donde amantes danzan de forma inevitable en este circo de la vida, en esta llama donde los ojos de ambos se encuentran bosque a través del tiempo...          Ambos se besan, se unen, se aman, entrelazan sus manos, se sueñan mar, amanecer, valle, bosque, agua... El piano, al descanso de la orilla de los ayes y latidos emociones del violín, sonríe, enciende el candil de las emociones, nos sonríe, nos entrelaza y después renacido en la sonrisa, ya, del violín, en el calor, ya del violín, en la pasión del violín, sueña, anochece mientras en su mar de emociones, en su orilla de sentimientos es ola, es marejada, es ala, es tañido de almitas buenas, es tu rumor en mis brazos, en mis manos, en mi regazo.......y sereno nos desea buenas noches

Comentarios

  1. Cerrar los ojos y dejarse llevar, así se escucha y se siente mejor, mucho mejor.
    Bellisimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Dulce y hermoso romance. Tus palabras como de costumbre invitan a ese viaje interior donde todo es posible.
    Un beso amigo.

    ResponderEliminar
  3. Hermosa melodia. Bella romantica seductora..
    Un sueño hecho música.
    Gracias y un saludo cordial.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones