A tientas con las mariposas de luz de tus ojos en las Tablas, sisiisis…



      Tintineos...
Acordes...
Acordes de luz
yerran sobre jirones de sombras,
hienden nubes
sobre humedales en la campiña manchega
en las tablas de Daimiel...

     Acordes de guitarra...
Plegarias de ancestros chinos
que con el erhu
saludan
y cual ojos llenos de ternuras
se desatan,
envuelven
se abrazan
y abriéndose
cometa
lazo
trenza
laten tras cada arboleda
tras cada poniente
tras cada humedal donde respiran ánades
y mariposas de colores encendidos
con ternura
tiempo
piel
de esa almita buena que es mi Mariiita...

     Acordes llenos de luz...
Acordes que en las voces
niñas de tus ojos
en las voces niñas de tus manos
en las voces niñas de tu regazo
laten estos versos
estas caricias
estas melodías
y por un instante
bucean nuestras manos doble latido
en esa mujer,
las nubes
quebrando ese poniente sonrosado sobre las tablas de Daimiel,
donde laten,
alas y gañidos, ánades
y zancudas...
Acordes llenos de luz...
donde
tus manos,
llenándose de la magia de la noche
que difumina mágicamente con el encanto de las hadas
cada arbusto, arboleda,
cantos de cigarras y ánades,
se encardinan
laten
y renacen
en las mías
¿me quieres? ¿quieres a esta cansina por esposa?

      Y la naturaleza,
adormeciéndose en tus ojos niños
reclinándose en tu regazo
se abre a los latidos del ehru
se abre a los latidos
de este cansino...
y vals milenario
entre tus manos mis manos
nuestros niños
nuestros Prudencito y Mariiita
se encaraman a su nube
para desde ese cielo daimieleño,
llenándose tus ojos y los míos
de acordes y mariposas de luz,
tendernos sus cometas
juegos
y locuras niñas, siisisis…

De Pruden Tercero Nieto, julio de 2013

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones