Hojas, ramas y flores de mi árbol....


     Rumor de viento, carcajada sonora del cielo...
Íntimo despertar que me halla consciente esta mañana de otoño...

     Piano de hojas delicadas, melodía del alma dulce...
A veces la voz rugiente y hostil del viento me ensordece
las hojas cálidas del corazón;
a veces las palabras sesgadas de las personas
agita hondamente las ramas anudadas donde late mi alma, tu alma, nuestras almas;
a veces las inseguridades económicas
hacen sombra sobre mis ojos de niño,
tus ojos grandes de niño, ayayayyayay...
nuestros grandes ojos de niño.
A veces... sí, a veces...

   
  El piano trenza nuevas melodías,
anuda nuestras manos,
sonríe estos acordes, estas caricias...
mientras suena fuera el huracán y rugido de mis miedos...
pero bajo esas tormentas
bajo esas palabras
bajo esas urgencias
bajo esas inseguridades
hay un alma, un almita buena que late,
que a pesar de esas sacudidas
trémula se agita, respira, florece
hay un niño, ay mi niño de ojos grandes,
que bajo la tormenta corretea, sueña,
juega, anuda mis dedos a los tuyos, Mariita
y encaramado a la nube pega capones una y otra vez
a ese Pruden tan serio, tan miedica...
hay un payaso que trenza nuevas hojas,
que trenza nuevas flores,
que trenza nuevas sonrisas,
hay un Pruden que besa dulce,
que ama dulce, que sonríe dulce
que late dulce...

      Serenas palabras, más un sentido

latido se adormece, se mece suave
cual hojas, ramas y flores de mi árbol
entre este agitar de tormenta.


https://www.safecreative.org/work/1211072643579-hojas-ramas-y-flores-de-mi-arbol

Comentarios

  1. Hermosos ojos grandes de niño, ay!! de quien robe la inocencia a un niño.
    Pero hoy la inocencia del niño-adulto, la roban los que por la vida pasan pisoteando el repeto a todo y a todos, sembrando la codicia, la envidia y los celos.
    Procuremos mantener nuestro jardín del alma limpo de toda maleza que intente crecer en ella.
    Un fuerte abrazo a los dos.
    Ambar.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones