Navidad, desde el nacimiento de mi almita buena en vuestras almitas buenas

Navidad,
anuda mis dedos a los globos de la ilusión,
a los lazos que a ti, a ti, a ti, a ti y a mí invisiblemente nos unen...
Navidad,
que mi amor no sea un acorde aislado,
un hogar invisible, una caricia sin memoria...
que mi amor sea no obstante
esos acordes que nacen en ti al tocarte,
al hablarte, al escucharte sereno, al despedirte dulce...,
que mi alma sea no obstante ese hogar que cálido
te encuentra en tus tan oscuras y solitarias noches,
que mi amor sea no obstante esa caricia
que paloma agita las alas de la esperanza
en tus manos, en tu rostro, en tu piel, sisisiisis...

Navidad,
concédenos
que cada lucha interior,
que cada desfallecimiento,
que cada inseguridad,
que cada malestar
que provoquen en mí, en nosotros,
cada palabra sesgada, cada yoyoísmo,
cada muro de distancia...
halle en nosotros un abrazo, un hogar,
un beso con ansia, no una, no ciento, no miles, si no ciento de miles...

Navidad,
que mi almita
no espere las grandes batallas
para demostrar mi valía,
que sea en las pequeñas, en las más mudas,
en las más insignificantes
donde mi almita buena se abra,
donde mis palabras broten serenas,
donde mi corazón lata dulce tierno...

Navidad,
que mi niño interior brote
sea melodía, caricia, grito encendido,
sueño, corretear, dulzura sin medida,
brazo tendido, beso encendido en tu mejilla,
en tu piel, en tus lágrimas de amor,
sea esa tea que encaramado a su nube,
¿verdad Mariiita?
enciende, sueña, juega, primaverea,
florece en cada verso, en cada palabra, en cada memoria...
que mi niño interior
al igual que un niño hace más de dos mil años
nazca al encuentro de almas humildes
almas necesitadas
almas llenas de luz
deseosas de convertirse en candil
para siempre en el corazón de los demás...


Feliz Navidad
https://www.safecreative.org/work/1212244242040-navidad-desde-el-nacimiento-de-mi-almita-buena-en-vuestras-almitas-buenas

Comentarios

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones