Wake Up...





pasos en el sendero...
una manos se tiende a tu cama en el hospital, mi Mariiita...
su voz vuelve a pronunciar tu nombre, tu límpida
y cristalina alma...

lirio de mamá naturaleza...
toma mi mano...
ten estos pétalos de luz
con que siempre te he iluminado
ten esta alegría castañuelas
donde resuena l
el hociqueo de cada ser vivo recién nacido en el bosque
en la pradera, sisiisi..
ten este regazo de madre
con que he llenado tu alma a nuestros perdidos ahora, ayayya,
Isma y Miri...
con que tus ojos
se han llenado desde pequeña...

lirio de mamá naturaleza...
toma mi mano....
ten estos versos de latidos
donde tu Pruden, tu Prudencito,
te llama
trenza sus latidos sus pequeños pero enamorados latidos
a tu herida y enfermita alma....
donde tu Pruden, tu Prudencito
teje tus manos de hierbabuena, almizcle y albahaca
teje tu regazo
de luz, de cantos de petirrojos, abubillas y cardenalitos...
ten esta mano...

Mariiiiita
¿te has olvidado
que en tus manos
he puesto el regalo más preciado?
¿que en los lirios de tu alma
hay una madre en vuelo
una niña castañuelas
una princesa que destrenza versos
de ternura y de luz?
no te me escondas mi niña
tu principito, ayyaya, tu principito
se tiende en la arena de la orilla
a la espera de tu balandro
de tu luz con alas, mi gaviota...

Mariiiita...
mi niña lirio...
en tus manos
he puesto esperanza y unas alas blancas muy blancas...
vuela, vuela al paraíso de tu alma
donde hay una madre
que teje con los retales de sus heridas y sus lágrimas
grandes abrazos
grandes besos
y un gran abrazo de su alma con alas...

De Pruden Tercero Nieto, 6 de julio de 2014

Comentarios

  1. Tan profundo como la tristeza que se cuela en tus versos. Hoy leerte eriza la piel.
    Un abrazo desde el corazón…

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones