La voz del ehru...

     Amanecer…
Rumor de agua...
Gorjeos...
Trémulos latidos
que se cuelgan
entre copas de árboles, hojas y arbustos
desatados de floresta...
Gorjeos…
Sonetos de canarios,
petirrojos,
alegres pinzones azules...
mirlos de la noche...
Entre ellos amanece
flauta, almuecín,
la voz alma del Papá bueno
su hondo latido
que ya desde temprano
ya desde el Génesis
agita esos corazones
henchidos de vida
esos trinos
que besan
trémulos albores...

    
  Gorjeos...
Flauta travesera…
Ehru
que eleva entre esta floresta dulce
y timbrada
su plegaria
su voz
su salmo...
donde laten cada asomo de vida
cada hendidura en el cielo
de ave
de cirros
de estrellas
de noche...
donde late
sonrisa y humilde prenda
verso
mi alma
que serena
aletea
hociquea
se desnuda
de sus yoes adultos
de sus miedos e inseguridades de niño
para vestirse, entrelazada la mano
a su Mariiita, de sus Prudencitos
locuelos, soñadores… sisiisis

  
   Gorjeos...
Alboradas del siglo veintiuno
donde las copas
frondas
arbustos
hojarascas
son sustituidas por el paso del tiempo
por edificios
aviones
farolas
que con sus ruidos
con sus bocinazos
con sus gritos de conductores
ariados
con sus prisas
con sus cuestas de enero
con sus crisis
con sus múltiples yoyoísmos…
no acallan
ese ehru
ese doble latido del ser humano
esa capacidad de respirar
en las manos del otro
en los ojos del otro
en la piel del otro...
esa capacidad
de encender en sus voces
en sus versos
en sus palabras
pequeños lazos
pequeños puentes
donde desnuda y húmeda
la piel del primer ser vivo
se estremecen
y serenos se agitan en el regazo de su madre,
su primera madre, sisiisi

https://www.safecreative.org/work/1303274840235-la-voz-del-ehru

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones