Lazos de primavera y otoño amantes






Abrazo...
Aleteo,
penachos de aves
que  alzan el vuelo,
desde el quetzal de Guatemala
que enciende de verde y de fuego
la naturaleza...
desde el torogoz
que puebla de colores
las ramas de El Salvador con sus hermosos  atardeceres
desde el trogon cubano
que enciende de amaneceres
aldeas y junglas necesitadas, ayayyaya...
Aves
que cruzan el Atlántico
dando sus manos a sus hermanos
jilgueros y golondrinas,
alegres guirnaldas de colores,
que se asoman a América
desde las diferentes copas de nuestros alcornocales
encinares y pinares, ayayayya, nuestros pinares castellanos...


Abrazo...
Sonrisas
que amanecen alboradas en unos labios
y rinden, mar por medio,
sus ponientes en las miradas,
pecho y manos
del pueblo indígena americano...
Tiernas manos
que juegan en poblados quechuas,
en favelas,
en la pampa argentina
y cuyos balones
y cuyas cometas
se elevan entre nuestros pueblos
y ciudades
aterrizando suave en las pizpiretas narices de pequeños...

Abrazo...
Primavera…
Encendidas azucenas, tulipanes,
pequeños aljofares en las campiñas galas...
plátanos,
duraznos en nuestras mesetas,
en nuestras islas pitiusas...
Otoño
hojarasca de nostalgias y ausencias
que viste  poblados indios
de lluvia y ventisca
donde amantes encienden
en tímidos ventanales
hermosos besos, hermosas melodías
que un día echarán de menos en sus versos...
que un día de forma accidental
alguien leerá, tras otro amanecer y poniente,
en una botella...


Abrazo...
Primavera otoño...
doble latido
donde nuestros versos
se encienden
sonrisa, rostros
hermosura, almas
labios, colores,
pieles...
donde nuestras palabras
donde nuestras emociones
hallan su ancla
su latido
su alma en tus versos, mis versos
besándose por fin amantes la primavera y el otoño.

https://www.safecreative.org/work/1303224814477-lazos-de-primavera-y-otono-amantes

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

Trenzas de columpio a la luz de la luna...

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis