Dulzura, el arpa de Lissa Lynn

         Dulzura, como forma de expresarse, como forma de percibir la maravilla de la realidad que un Dios un buen día puso a nuestro servicio, como latido o huella que los demás seres pudieran seguir para sentirse reconocidos en su hermandad, en su necesidad, en su alma... Buenas noches. Cerrad los ojos por un momento, dejad que la música os acaricie por medio de las manos de Lissa Lynn que pulsa en el arpa los latidos que nos envuelven...

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones