Striptease de payaso



Hoy quiero nombrarte, candil,
Mientras me desprendo uno a uno de mis compañeros de viaje.
Ellos –tú lo sabes bien- son los globos
De mis bolsillos; su nombre, la savia de estos versos.

Recientes aún las sonoras carcajadas
Del público a causa de mis piruetas en la cuerda floja,
Deslizo hacia el suelo mis zapatos blancos
Y contemplo, por un instante, al trasluz de tu llama,
Cuantos circos, grandes y pequeños,
Han visitado estos pies.

Aflojo, la llama prendiendo
Perezosa y a sobresaltos en ti, los rojos tirantes
Que han conducido, a menudo,
El deambular coqueto y risueño de mis pantalones bombachos.

La bufanda, el paraguas y los guantes
De viajero ocasional se confunden en la comparsa de objetos
Que completan ridículas mis prendas interiores.

Desnudo ya ante ti, aceite renovado
En esta despensa de emociones, pulsas en mí
Cual trémula llama, cual pálpito escondido,
Las palabras de este salmo
Y tañes, sin que pueda evitarlo,
La sonrisa de payaso.

Comentarios

  1. Hola!!!!
    Te ha quedado un blog estupendo, muy bonito, muy melancólico, muy romántico. Espero que sigas teniendo ilusión por completarlo cada día y que tengas muchos seguidores que te empujen en la labor que quieres emprender.
    Con tu ola en movimiento espero que sigas "moviéndote" en la misma dirección. ;-)
    Un beso...

    ResponderEliminar
  2. Oleeeeeeeeee, tita Merche, muchas gracias, eso espero. El secreto de las olas en movimiento es que uno sin vosotros no es nadie, uno solo se abaja en la orilla, gracias por todo, maestra bloggera

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Trenzas de columpio a la luz de la luna...