Expressions


         Mira las estrellas, respira hondo, siente el latido de la realidad que te envuelve, cuánto tiempo has permanecido abatido, cuánto tiempo has permitido que la realidad te encerrara en la jaula de tus miedos, cuánto tiempo has sucumbido en la orilla de tu cansancio, de tu desánimo... Canta, grita, respira hondo, sí respira hondo y comienza a nombrar todo lo maravilloso que el Creador sembró en ti, todo lo que ahora estás permitiendo que los demás se pierdan, todo lo que sabes que está en ti, y todo lo que cuando llegue el anochecer de tu vida, recontarás como velas que encendiste gracias a tu amor y tu alma. Buenos días y feliz domingo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Trenzas de columpio a la luz de la luna...