Os siento, días de Navidad...

       EN ESTOS ACORDES DE VIOLÍN, DE CELLO Y DE PIANO, EN ESTE VILLANCICO DE VOCES, MELODÍA, Y ESA VOZ NIÑA ANGELICAL, en ese susurro mudo donde caben todas las pèrsonas que amamos, en ese abrazo sin gestos donde caben todos los recuerdos amorosos que hemos almacenados, en esa melodía donde sin instrumentos y sin voces los instrumentos, nuestras almitas, nuestras almitas buenas, laten, interpretan almas de vida, de música, de susurros:
        QUIERO DESNUDARME de mi piel, quiero desnudarme de mis días, de mis noches, de mis accidentes, de mis enfermedades, quiero así mismo desnudarme de los condicionamientos en los que ma ha enseñado la sociedad, las urgencias, mis urgencias, ayayayyaya, las necesidades económicas, mis necesidades económicas, ayyayyaya, el consumismo, mi consumismo, ayayyayyaay, el olvidarse de las necesidades de los demás o yoyoísmos, mi olvidarme de las necesidades de los demás o mi yoyoísmo;
   
   QUIERO ABRIRME A TODA LA REALIDAD, QUIERO SER ARMONÍA CON LA REALIDAD TRAÍDA CON AMOR POR EL PAPÁ BUENO Y MAMÁ NATURALEZA, quiero que mi alma respire a través de mi piel, quiero que mis ojos, por siempre, miren la belleza en tus ojos, en tu alma, en tus brazos, en ese amanecer, en ese poniente, en esa vida recién nacida, en ese vuelo de un gorrión, en ese cantar de los pájaros punto antes de anochecer...
       QUIERO QUE CADA ÓRGANO Y PARTE DE MI CUERPO NAZCA A TU LUZ:  quiero que mis manos acallen los gritos de amargura de tu soledad, de tus amarguras, de tus sombras que te enloquecen... quiero que mi piel sienta la ternura que se descubre en tu alma, sienta cada textura, cada dulzura, cada ensoñación que aletea suavemente entre tus alas, entre tus manos, sisisisisisi,...
     QUIERO QUE MIS PALABRAS SEAN PLEGARIA DONDE LATAN TODAS LAS VOCES, quiero que mis palabras acallen por un momento su responso, se conviertan en plegaria donde latan todas las voces, pero las del alma, donde latan todas las voces de niño, pero de nuestros niños interiores, sisisii, de nuestros Prudencito, de nuestras Mariiita, de nuestros ufffffffffff, donde latan todas las melodías que el Papá bueno sembró hace ya ufffffffffffff en nuestros corazones, en nuestras ensoñaciones, buenas noches
"Os siento, días de Navidad
Sé que os he encontrado
vosotros nunca desapareceréis
la alegría de estos días de Navidad
permanecen aquí en silencio
llenan una y cada una de nuestras almitas buenas con corazón

¿Dónde estáis, días de  Navidad?
Llenad vuestra almita buena con amor."

Traducción de vuestro cansinoooooooooo oficial

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones