But You See The Real Me…

     Flauta...
Voz de heridas en la noche...
Alas...
Alas que quiebran heridas,
que desnudan vendas,
miedos, ayyayaya

     Latidos...
Sonrisas de piano...
Batir leve de alas...
Leve aletear de sombras,
de noche...

     Dulce voz,
dulce hogar alma,
latido,
primavera,
María, mi mucha María...
Honda
marea de abrazos del Papá bueno,
de Mamá Mila, sisiisis....

   
  Sueños...
Vida que se acelera con sus prisas
que nos sumerge ayayyaya
en nuestros pozos
en nuestros miedos
Vals, por fin,
de violín y piano...
donde el alma,
voz niña prendida en jaula de miedos
y heridas,
se quiebra
cuando tu voz
cuando esas alas de dulzura baten
y hacen hogar en mis manos en mis ojos en mi alma, sisisiis:
Prudencito, ay mi Prudencito

      Gran parte de mi vida
payaso de sonrisas
colgadas en el alma;
de ternuras
que se quebraban en las sombras de mis calles de Andalucía;
de palabras
que elevaban sus alas para caer de nuevo...

      Mas tú eres capaz de ver quién soy realmente...
Tú recoges mis alas
y con lágrimas
en tus ojos
con esa dulzura
con el milagro de tus manos
de tu almita buena...
de nuestro Papá bueno,
de nuestra Mila
me besas
me nombras de nuevo
y prendiendo tus alas a las mías
me renaces dentro de tu alma hogar, sisisiis


De Pruden Tercero Nieto junio de 2013

Comentarios

  1. Con retraso y a destiempo,
    te voy leyendo tus letras y sentimientos
    mi buen amigo del alma
    que los dos llenos de Paz,
    de Bendiciones y Amor
    en el jardín de la vida
    felices seáis al fin.
    Se os añora y se os extraña
    pero la vida nos envuelve
    en esa tela de araña que prendidos
    Siempre, en el hoy, nos deja
    esperando un nuevo mañana.
    No os olvidéis de mi y visitar mi espacio, ya que no tenemos muchos más medios de comunicación.
    Un abrazo a los dos.
    Ambar
    http://ambaringles.blogspot.co.uk/2013/06/no-es-un-tiempo-perdido.html

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones