Fruto de la tierra...

  A don José Huete, poeta y hombre bueno, en el buen sentido de la palabra....

    Llenos de esa hierbabuena,
de esa albahaca,
de esa arboleda
que se empina sobre sus raíces para saludar
los alboreares milagrosos
y los crepúsculos
que abren de heridas el celaje
de esa floresta que besa
la frente, manos y piernas
con ese aroma, con ese perfume
de ese poniente
que arrastra suave las chalupas en la orilla
mientras bollas y faros
saludan al mar a lo lejos...
estos versos, maestro,
se quiebran
se hacen huella
sementera y tierra
para acoger en mis manos
un poco de esa tierra
fértil sembrada por usted, don José.

De Pruden Tercero Nieto Junio de 2013

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones