Irlanda… Pequeña herida en la tierra de fertilidad



Eriu...
Pequeña herida en la tierra de fertilidad...
Alma
que el Papá bueno prendió
con acordes de cello
con acordes de versos épicos...
con la mirada prendida
en sus praderas,
en sus bosques de árboles caducifolios,
en sus ciénagas, y florestas de tréboles,
que se extienden
junto a las manadas
que conducen pastores,
en el mes del fuego, Mi na Bealtine,
cual alboradas
en su piel,
en sus latidos
en sus corazones alegres...sisiis
Heridas de acordes celtas
se trenzan
en sus canciones populares, en sus epopeyas,
en sus canciones de amor
donde un arpa, una cálida
arpa
tiembla ebria
al latido de una cerveza negra de blanca espuma... .
Pequeños acordes
se trenzan a unas miradas color horizonte
que besa escarpados macizos,
cual el Carrantuonhill,
donde las plegarias alcanzan al Papá bueno...

Eriu...
Acorde de fertilidad...
Acorde de alma de Cello...
Horizonte
que alejándose en cúmulos,
en estratos,
en cirros,
en nimbos...
se extiende por cada una de sus islas,
la de Aran,
la de Valentia,
y la isla Omey,
quienes se contagian del corazón valiente,
sístole y diástole de de sus guerreros,
de sus nobles,
de un pueblo que buscó
por encima de todo su honor contra
vikingos, normandos e ingleses...

Eriu
Violín...
Cello...
Latidos
que se abrazan íntimos;
que en la cintura de esta tierra berroqueña
y verde
hienden  amaneceres y  crepúsculos sonrosados
que se reflejan en el arroyo
del parque de Killarney,
en sus penínsulas,
nacidas gracias a sus hermosos fiordos,
Dingle,
Iveragh o de Beara..
Violín....
saeta...
grandes bocanadas de agua
cual el Océano Atlántico,
el Mar de Irlanda, el Canal de San Jorge;
los lagos Neagh, Eme,
Lough Derg y el río de Shanon...
Violines
que laten
que pintan en el cielo
cometas
que sueñan en el mar con balandros de guerreros celtas
que compusieron versos a sus hermosas doncellas
donde marineros
echaron sus redes,
que rompen sus olas contra los mágicos acantilados de Moher...
Violines
que danzan
que se abren limpios
a un rastro de almas buenas...
a esas mujeres con sus faldas y blusas plisadas
Abrazos...
Pétalos...
Caricias
de violines...
pequeñas heridas en el crepúsculo
donde tu alma, fértil, Eire,
sueña con tus hermosos hijos,
con sus hermosos regalos
y sus hermosos dones...

Violín...
Cello...
Pequeña herida...
pequeña epopeya...
pequeños cantos de juglares
de aedos
donde los guerreros
son amantes
y las armas
esas palabras que se desnudan
de sonidos
para latir
en cada mirada,
en cada deseo,
en cada huella,
en cada sonrisa...
Latido...
Cello que besa cálido
cada nombre sembrado
en su tierra, también tierra de hadas,
y que en cada arbusto,
en cada encinar, en cada macizo escarpado
amanece
amanecerá
mientras  la madre Naturaleza
bese latido dulce
sereno
con alma
a su hija adoptiva
la fértil Eriu,
quedándose dormida
en sus fiordos y grandes lagos…


De Pruden Tercero Nieto junio de 2013

Comentarios


  1. Hola mi querido amigo Pruden.
    Hermosas letras y profundas como siempre, destellos de tu bella alma.
    Estos días han sido un poco difíciles para mí, por la pérdida de un ser cercano y querido, pero ya descansa en la Paz del Amado, perdona mi ausencia.
    Que la esperanza siempre florezca en el jardín de tu alma y tu corazón se llene de los colores del arcoíris.
    Gracias por caminar a mi lado en este complejo mundo invisible, que a veces nos da problemas, sigo fuera del face y esta publicacion de hoy no se refleja en mi lista de blogs, posiblemente tampoco en las demás, lo que entorpece que sepáis cuando publico, y no sé como arreglarlo.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

Trenzas de columpio a la luz de la luna...

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis