Trenza de primaveras en mi pecho…


     Acordes...
Sonrisas de piano..
arcoiris íntimos...
valses de latidos
donde de pronto...

     Susurro...
Trenza alma...
Trenza
que hiere
con latidos íntimos,
caricia de tus yemas,
espejo,
cortinas,
sábanas,
alboradas...
Plegaria...
Pequeñas heridas en el amanecer...
pequeñas plegarias
entre las nubes
que se alzan para abrazar al Papá bueno...
trenzas
de latidos
que sueñan, que juegan, que danzan
en tus ojos niños, mi María
en nuestro hogar, en nuestro pequeño hogar...

  
  Susurro....
Trenza alma
que late,
hiende el mediodía
cuando María y Pruden nos encontramos,
con tus armonías vocales,
con tu voz que se enreda
a los latidos, a tu infancia,
al viento,
a cada lágrima
a cada cometa de amor
a cada emoción que quedó
anudada
acordada
en tus pequeños latidos
de vida,
una vez que después de comer
te quedas dormida
trenzada tu mano en la mía...

     Voz...
Voz que crece...
voz que se anuda a tu mirada
arroyo,
que se abandona en tu regazo madre
que, a pesar de los jirones que escribió
el tiempo en tu almita,
es generosidad
es ternura
es dulzura
y fuerza tal
que florece
que es candil
que es lluvia
que es primavera
que nos anuda
con su alma
y desnudos
latidos
bailamos
gritamos
amamos
somos niños...
violines que danzan...
violines
que danzan
latidos
entre los pliegues de tus manos,
que una vez apagados los murmullos del viento
hablan,
expresan en sus versos
en sus heridas
en su lucha
los acordes con que nos quedamos colgados en tu alma


      En la noche,
cuando nuestras almas niñas,
Prudencito y Mariiita, se han ido a dormir
en silencio,
una voz que emociona
una voz arrullo
una voz nana
una voz alma
besa...
ama...;
cual acorde
late trenza
de primaveras en mi pecho.




De Pruden Tercero Nieto junio 2013

Comentarios

  1. Hola Pruden, buenas tardes, muy bello poema, gracias por compartir sus letras, ha sido un placer pasar por su lindo blog. Un abrazo.
    Lola Barea.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones