All Love Can Be...

         En una línea espiritual muy parecida a  Paul Schwartz, en Turning To Peace, nos encontramos esta bella composición que con la voz honda y alma de Charlotte Church, nos invita a , cuando llegue la oscuridad, que llega naturalmente, a no quedarnos, a no hundirnos. Exigente mensaje que gracias al amor, gracias a compartir, gracias a no olvidarnos de quién somos... A través de nuestras manos, que son capaces de entregar ternura, a través de nuestras sonrisas que son capaces de llenar el alma de los demás, a través de nuestra generosidad que es capaz de amar abiertamente, a través de nuestra concepción de olas en movimiento, somos capaces de pulsar los latidos de los demás que resuenan con amor y vida en el nuestro. Nos recuerda tierna que sólo funcionamos cuando nos sentimos acompañados, con las manos entrelazadas, por los demás, que sólo vivimos cuando abrazamos, cuando somos capaces de desnudar nuestros miedos, nuestras inseguridades, dolores en los ojos del otro, en los ojos del amado, del amigo, del familiar, de la persona que pasa a nuestro lado.
        A continuación la traducción del cansino oficial, lo mejor que he podido, añadiendo como siempre mucho de mi alma:

Te encontraré en la oscuridad
te mostraré hasta dónde puede llegar el amor
cuando los malos sueños te hacen gritar,
te mostraré hasta dónde puede llegar el amor
todo lo que el amor es capaz de hacer.
Te encontraré en la noche
te abrazaré en mis brazos
te daré sueños donde nadie más podrá estar
te encontraré en la oscuridad
hasta que la mañana llegue o el amanecer
te guiaré en la noche
para que puedas ver nuestra estrella iluminando nuestro amor
te protegeré con mis brillantes alas
quédate hasta que tu corazón aprenda a nadar
todo lo que el amor es capaz...

      Terminan sus acordes, con los acordes del piano aún frescos en nuestra mente, y adomermecidos por su canción queremos acostarnos abrazados a su dulzura, a su grata protección y esperar que el día siguiente nos amanezca con la energía, con el alma, con la sonrisa nuestra, con la fuerza para seguir siendo estrellas, olas en movimiento,buenas noches.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones