El milagroso don de la vida

         Mira el cielo, ¿has visto una construcción tan perfecta? Mira los astros, ¿has visto cómo en una armonía perfecta conviven y progresan durante más tiempo del que el ser humano sea capaz de imaginar. Mira el regalo de este anocher, con el sol orillándose en la tierra o en el agua, mira el amanecer, ¿crees que no son regalos? Mira la sencillez y la complejidad de cada vida que te rodea, cada una perfecta en su caracterización, cada una asomándose para saludarte. Mira tu corazón, mira tu cuerpo, ¿has visto una máquina mejor creada para dar vida a un ser, en comparación con la naturaleza mucho más simple? Mira a todos y cada uno de los que te rodean, ¿no crees que deberían ser más humildes y conscientes de su lugar en el mundo y aprender que su mayor tesoro, que su mayor infinitud es la capacidad de crecer al convivr, al compartir? Buenas noches, e nuevo, y descansa, mañana, no lo olvides, te estaremos esperando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Trenzas de columpio a la luz de la luna...