Amanezcamos a nuestros ojos de niños...

           El violín y la flauta son los elegidos para presentar esta nana céltica. La voz dulce nos arrulla con sus latidos, con algunos rasgueos de guitarra, nos acuna, nos hace sentirnos en el cielo con ella, nos devuelve la capacidad del ser humano de soñar, nos besa suave nuestra alma, nos acaricia, nos alcanza su ternura, haciéndonos sentir niños de nuevo, llenándonos de su sonrisa, de su palabra alma, de su ola en movimiento, de sus ojos de niños, de la capacidad de todos los seres humanos de hermanarse en ese vuelo, en esos ojos de niños, de ser realmente seres vivos sin que el "monstruo" de nuestras materialidades, de nuestras prisas, de nuestros miedos y de nuestras soledades nos alcanza despertándonos de lo que debería ser nuestra realidad, buenas noches.


'Flotamos en el aire
flotamos en el cielo estrellado
La gente alla lejos debajo de nosotros
sueñan cómo volamos.

Me mantengo muy firme
cabalgo sobre la el cielo estrellado azul
Y siento que puedo volar
tan alto en el cielo contigo

Mirada de niños
bocas abiertas
tomadas por sorpresa.
Nadie
allá abajo
cree en sus ojos

Estamos haciendo surfing en el aire
nadamos en el cielo helado
nos reunimos flotando sobre montañas heladas.

De repente,
cae en picado sobre nosotros
como sobre un inmenso océano
de forma clamorosa
nos alcanza un fantástico monstruo proviniente de los sueños de los de abajo...


'Vamos flotando en el aire
vamos bailando en el cielo estrellado
y todos los quenos ven
nos saludan como volamos.

Vamos flotando en el aire...'

      (Como siempre traducción de vuestro cansino oficial)

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Trenzas de columpio a la luz de la luna...