Dos pequeñas palabras que son tu vida y la mía

       Hermosa, poética, llena de resonancias agridulces y sostenida de nuevo por el piano, la voz de Julie Zenatti, nos traza esta estampa de ausencia y de amor... Los acordes del piano sostienen los puntos de lamento que nos estremecen, que nos sacuden y que nos laten... Las palabras abren, descierran, orean todos los silencios, todos los reproches, todas las palabras no dichas... cuando, y no podemos impedir que su eco nos abrace, el alma, la música, la voz, los recuerdos, todo conducen a las dos palabras que una y otra vez nos expresa, prorrumpe desde su alma, "las dos pequeñas palabras que son mi vida y la tuya, que hoy son tu vida y la mía". En esa despedida en voz baja, en ese sentimiento que perdura en nuestra alma, quedan grabadas las dos palabras incluso cuando la canción deja de sonar, gracias, Julie Zenatti, por tu alma, tu voz río y tu poesía.
      A continuación, la traducción muuuuuuuuu libre de vuestro cansino oficial:


'He tratado más de una vez de marcharme
he pensado muchas veces en escribirte
he reunido todos los pedazos
pero tú no estás ahí

En medio de la casa
donde perviven todas las ilusiones
he lanzado todas mis preguntas
y tú te quedas ahí

Pero es tan cruel
no decirte que te amo
dos pequeñas palabras
que nos conducen

Ya conocemos la escena
sería preciso que comprendiéramos
que hoy esas dos pequeñas palabras son mi vida y la tuya
que hoy son tu vida y la mía.

Mis palabras de reproche
las dejo en el salón
que si buscas las encontrarás
donde no lo sé

He descolgado las cortinas
sobre el vaho de las baldosas
no volvería a escribir estas palabras
No vuelvas muy tarde.

Pero es tan cruel
no poder volver a decirte que te amo
dos pequeñas palabras
que nos conducen

Ya conocemos la escena
sería preciso que comprendiéramos
que hoy esas dos pequeñas palabras son mi vida y la tuya
que hoy son tu vida y la mía.

No volveré a hacerte más la guerra
volveré a pedirte que te calles
Mi corazón no tiene más deseos
si no que te quedes aquí.

Pero yo te dejo nuestros libros
nuestros libros e Shakespeare
el piano y los sombreros
los guardo para mí.

Pero es tan cruel
no poder volver a decirte que te amo
dos pequeñas palabras
que nos conducen

Ya conocemos la escena
sería preciso que comprendiéramos
que hoy esas dos pequeñas palabras son mi vida y la tuya
que hoy son tu vida y la mía.

El silencio tiene sus lamentos
que nunca podrán ser borrados
te respondo desde mi corazón
y me despido hasta pronto.'

Comentarios

  1. Es la primera vez que estoy aqui! Todo me encantó!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias, "yaraesol" y bienvenida, espero que además de leernos y escucharnos te animes a participar con tus comentarios, lo dicho gracias por seguir estas olas en movimiento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones