Oasis


       Porque a veces necesitamos descansar, porque a veces necesitamos mirarnos a los ojos y vernos reflejados con serenidad y con dulzura en los ojos de los demás, porque a veces el alma se porta como un niño al que le han hecho daño y se esconde temblorosa y necesitada de caricias y de abrazos que le serenen, porque a veces la realidad nos abaja tanto que sólo una sonrisa y ternura nos puede salvar, porque a veces es un oasis, llamado amistad, llamado amor, llamado encuentro, llamado familia, llamado convivencia quien nos llena, quien nos recuerda a un tiempo cuánto estamos todos, sí, tú también , no te escondas, necesitados de oasis, de olas en movimiento, de ojos de niño...

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Trenzas de columpio a la luz de la luna...