Superación de las piedras en el camino

Desde pensamiento positivo, gracias una vez más Leticia y me tomo la licencia, una vez más, de copiar esta vez párrafos... Es cierto y al mismo tiempo qué difícil encontrar en la tormenta, en la marejada que nos conduce a la orilla, la fuerza en nosotros mismos, pero al mismo tiempo qué necesario no sólo encontrarla en nosotros mismos sino también en los puentes que nos conducen a los demás y que tanto nos describen... Si permitimos que la realidad nos abaje, nos aparte de nuestro camino, cuán duro y cuánto desánimo nos aplanará... Por ello es importante siempre, siempre, centrarnos en nuestra condición de peregrinos, en nuestra condición de seres humanos, de olas en movimiento, de personas que tienen el derecho y el milagro, no lo olvidemos, de regalarnos, de darnos, de entregarnos...Lo dicho, Leticia, gracias.

"He vivido la prueba en primera persona, he caído, he llorado, he visto el cielo gris con grandes nubes negras, he llorado y dejado salir a flote mil sensaciones que llamaban a gritos al equilibrio, que llamaban a gritos a la experiencia y a la voluntad de continuar firme caminando y aprendiendo a cada momento. La prueba a veces me ha hecho alguna que otra herida, pero gracias a una actitud positiva, a la esperanza y el reconocer que cada paso me lleva a mi propositivo y misión en la vida, han hecho que la herida cicatrice y me aporte experiencia y sabiduría, aprendiendo de los errores me lleva al equilibrio."
"Continúo enfocando y aceptando. Creciendo y caminado por la vida creyendo y entrenando para dejar salir al maravilloso ser humano lleno de cualidades, habilidades y experiencias que hay dentro de cada uno de nosotr@s.

Voy a continuar aprendiendo de cada prueba en la vida, caminare recordando lo importante que es mantener el equilibrio y aprender. Permitiré al balance que me lleva hasta mis sueños, metas y deseos.

Confio en positivo.

“Yo soy una parte de todo aquello que he encontrado en mi camino”. Alfred Tennyson."

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones