Handel: Largo (Transcription from 'Xerxes')


         Cuando el piano, en cada uno de sus acordes, se convierte en movimiento del alma, cuando el piano tiende puentes hacia cada uno de nosotros, cuando su música acalla nuestros temores, cuando su alma se abraza íntimamente a la nuestra, cuando su sonrisa nos enciende las mejillas, cuando no necesitamos poner la letra porque la sonrisa, las manos, la cara, la mirada lo dicen todo... porque los sueños, tus sueños, nuestros sueños, sólo necesitan de tender puentes desde lo más hondo, porque el hambre, nuestra hambre, sólo se aplacará cuando sea de juntar las manos, de amar, de ser caricia y ternura. Lo dicho, buenas tardes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Trenzas de columpio a la luz de la luna...