I Don't Believe You, Pink

         Susurro, guitarra, dulzura, dolor... saludan esta composición de Pink que, frente a otras composiciones más roqueras, sabemos que se nos introduce en el alma para no salir, los acordes son mínimos, todo descansa en la voz alma que traza senderos de dolor, de desgarro, de latido... Si bien el vídeo es algo cursi, me encanta la imagen ante el espejo, donde el dolor a solas no se puede ocultar y donde el alma se libera, grita, exclama...

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Trenzas de columpio a la luz de la luna...