Abramos nuestros ojos de niño al amor de los demás

         Con un sonido de campanas comienza esta bella composición. La flauta nos transporta inmediatamente con una voz alma, tristeza y evocación, que nos llena de mar, de oleaje... Nuestra alma parece fundirse inmediatamente, llenarse de su alma, de su paz... parece dejarse coger las manos con su melodía, con su capacidad de quebrar sus miedos, de sanar su dolor... y -a la composición se le suma, no podía ser de otra manera los acordes de piano que tiende puentes inmediatamente con el sonido dulce de la flauta-, con una mirada cálida, llena, y generosa de un niño, abrir los puentes, llenar nuestras pupilas con la ternura de los demás, su sonrisa, su alma latido que crece al nosotros mismos sonreír, escuchar, ser abrazo, dar ternura, dar alma, buenos díassssssssss y feliz domingo

Comentarios

  1. Desde el sonido de las campanas y flauta, desde esta bella melodía, en esta tarde cálida, me lleno de paz, de luz, de color, de alma sosegada, de abrazos y caricias... un auténtico deleite escucharlo a estas horas, es una caricia para los sentidos esta preciosísima música.

    Gracias, por compartir tan exquisita y refinada música que hace despertar los sentidos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Carla, y van... gracias por sumarte a estas olas... Me repito siempre, pero lo siento así, son las olas que a mí me aupan, que me laten, que me llenan de alma... Con ellas intento tender, a veces mejor otras peor, puentes a los que me rodean, me alegro de que te transmitan tanto. Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones