El perro del hortelano, Festival de Almagro 2011

      Entre risas y requiebros se desarrolla esta obra, que se añade al telar que supone el comienzo del festival de teatrode Almagro de 2011. Encendiéndose las farolas como las luces de bambalinas que dan inicio a la obra, nos dirigimos al Hospital de San Juán donde tiene lugar la representación de la obra de Lope, llamada El perro del hortelano. 
        Nada más comenzar somos cosncientes de que el tono que va a predominar es el del humor: una mujer en bata de dormir sale con una espada buscando a dos hombres, Tristán y Teodoro, que se habían metido en su alcoba, sus criados, frente al arrojo de la condesa Diana dan muestras de su cobardía. La condesa averigua por sus criadas que los hombres que han estado han sido Tristán y Teodoro, quienes iban tras Marcela. A partir de este momento descubrimos que la condesa se halla enamorada del joven y atractivo Teodoro, pero que la diferencia social entre ambos, él es su criado, hará una y otra vez que lo rechace; sólo los celos por la relación entre Teodoro y Marcela, harán que vuelva, para a continuación volver a marcharse. El criado, Tristán, encontrará una argucia para hacer valer a su amo Teodoro frente a los condes -por favor, no os lo perdáis, lo mejor y más hilarante de la obra-. El desenlace, por supuesto, debéis verlo vosotros (as). 
         Me encantó la tensión y fuerza dramática de los actores, espléndida la actuación de Teodoro (David Boceta), Diana (Eva Rufo), Marcela (Isabel Rodes), Tristán (Joaquín Notario), los condes (José Luis Santos, Miguel Cubero)... En fin, que debéis verla. 
        Un solo añadido, tras ver la representación y dar una vuelta por Almagro, saludándonos las calles e historia del Almagro ilustre, nos hallamos con los actores, David Boceta e Isabel Rodes, Teodoro y Marcela, cogidos de la mano, ¿justicia poética?
              3 de julio de 2011, Almagro

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Trenzas de columpio a la luz de la luna...