Tu risa, de Pablo Neruda

         La voz se adueña de los lugares comunes del amor en la poética de Pablo Neruda (el rostro, las manos, la risa, los abrazos, la tierra, el amanecer, la humildad del poeta, etc). Lo más hermoso de su obra es que enseguida encarna, enseguida se hace ola con nuestras emociones, enseguida suscita amaneceres, anocheceres en compañía de la amada, enseguida germina en nosotros esa poesía que sabe a amor, que sabe a experiencia, que sabe a alma...
      Las palabras nos acunan, nos besan suave nuestros ojos y nos cogen de la mano, nos expresan con ternura y con la cadencia de lo inscrito en el corazón que el calor de sus versos nos acompañará siempre, será risa, serán besos, serán ternura, serán ola, y, algún día, como dijera Quevedo, serán "polvo, mas polvo enamorado".   
       A continuación transcribo los versos de Tu risa:


    Quítame el pan, si quieres,

    quítame el aire, pero

    no me quites tu risa.

    No me quites la rosa,

    la lanza que desgranas,

    el agua que de pronto

    estalla en tu alegría,

    la repentina ola

    de plata que te nace.

    Mi lucha es dura y vuelvo

    con los ojos cansados

    a veces de haber visto

    la tierra que no cambia,

    pero al entrar tu risa

    sube al cielo buscándome

    y abre para mí todas

    las puertas de la vida.

    Amor mío, en la hora

    más oscura desgrana

    tu risa, y si de pronto

    ves que mi sangre mancha

    las piedras de la calle,

    ríe, por que tu risa

    será para mis manos

    como una espada fresca.

    Junto al mar en otoño,

    tu risa debe alzar

    su cascada de espuma,

    y en primavera, amor,

    quiero tu risa como

    la flor que yo esperaba,

    la flor azul, la rosa

    de mi patria sonora.

    Ríete de la noche,

    del día, de la luna,

    ríete de las calles

    torcidas de la isla,

    ríete de este torpe

    muchacho que te quiere,

    pero cuando yo abro

    los ojos y los cierro,

    cuando mis pasos van,

    cuando vuelven mis pasos,

    niégame el pan, el aire,

    la luz, la primavera,

    pero tu risa nunca

    por que me moriría.

Comentarios

  1. Pruden,

    Que maravilha entrar aqui com versos de Neruda!

    Muito bonito seu blog!

    receba aqui meu abraço!

    ResponderEliminar
  2. HOLA, PRUDEN. ¡QUÉ BUEN POETA! SI NO TE IMPORTA, VOY A SENTARME EN LA PLATEA DE TUS SEGUIDORES PARA PODER VER MÁS DE CERCA LO Q’ TIENES PARA DECIR ..

    P.D. EL PRÓXIMO 31 DE OCTUBRE TE ESPERO EN “EL HECHIZO” ;)
    SALUDOS..

    ResponderEliminar
  3. Hola Pruden

    Queria antes de nada dejar mi agradecimiento por tus palabras en mi blog.

    Acabo de entrar en tu blog, por cierto el titulo es maravilloso, todos deveriamos mirar la vida con ojos de niño, esos ojos que miran la vida con optimismo, inocencia y porque no una pizca de fantasia envuelta en deseos de crecer de ser mas grande, esos ojos que nunca deberiamos de perder al menos en nuestra alma

    Un fuerte abrazo y si me lo permites seguiré leyendo tu blog para disfrutarlo y opinar como intuyo que se merece, con calma y leyendolo con todo el corazon

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Me encanta Neruda...
    Buena entrada!!
    gracias por tu huella bloggera en mi blog!!!
    Te sigo.. besos desde el sur argentino!

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante. Me gusta Neruda.Me gusta tu Blog. Buen texto. Fue un gusto visitarte y leerte. Que tengas un gran día amigo, lleno de paz y armonía.Te envío un cálido saludo desde mi espacio.Te seguiré visitando con el permiso tuyo.

    ResponderEliminar
  6. Por un lado, el recuerdo que nos dejas de Neruda, por otro, el título de tu blog, que es todo un poema y ojalá, para tí sea una realidad. Me ha gustado llegar aquí. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Agradeceros a todos vuestras aportaciones y vuestros elogios... Ya lo he comentado en más de una ocasión, sin vosotros no habría marea, no habría cordada... En este caso, la verdad es que el mérito no es mío si no del buen Pablo Neruda, cuya alma, cuyas palabras son el corazón que ha pulsado mi comentario y, en muchas ocasiones, se ha hecho cordada con mis sentimientos para espresar con tanta intimidad y experiencia el hecho amoroso. Gracias, de nuevo, como veis todos somos olas, oleeeeeeeee

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Trenzas de columpio a la luz de la luna...