Os señalaba que a uno le encantó esta película, me encantaba esta voz en off, que por cierto corría a cargo del teniente Colombo, que conseguía unir el puente entre adultos y niños por medio de un relato. El comienzo, que tenéis aquí, narra la relación entre un mozo y una dama, cómo por medio de una frase sencilla, como deseéis, se trenza una bonita historia de amor. No acaba aquí, no, sino no nos lo creeríamos, la iMAGINACIÓN DE LOS NIÑOS NO TIENE FIN, Y EL RELATO INICIADO AQUÍ POR LA VOZ ADULTA SE ABRE A NUEVAS AVENTURAS, EXTRAORDINARIAS, AMISTAD, AMOR, ETC. ETC., NUNCA EL RELATO, LA INFANCIA, SU CAPACIDAD DE SORPRESA, Y LA CAPACIDAD DE FABULAR, ENTRETENER Y CONMOVER HAN ESTADO TAN UNIDAS. VEDLA, SI PODÉIS

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Trenzas de columpio a la luz de la luna...