Saludos a la nueva vida

       El tambor, instrumento empleado por los africanos para ahuyentar los malos espíritus, otrora también saludador de la nueva vida, da inicio entre violines y sintetizador a la armonía, a la nueva vida a quien da la bienvenida la madre naturaleza, a los nuevo ojos de niño con hambre de vida y de amor.. El violín nos habla de su alma, de los esfuerzos, de los sacrificios que deberá hacer en una sociedad que persigue lo material, en una sociedad que parece haber olvidado que en nuestra hermandad como seres vivos reside nuestra alma, en una sociedad que reprime nuestras almas... La música llena los latidos de este nuevo ser vivo, late en sus pupilas, besa su pequeño corazón y como si fuera una madre aprieta cálida sus manos para que nunca olvide, el violín prepara junto al piano la despedida, que en el amor a los demás estará su fuerza, buenas noches a todosssssssssssss

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

Trenzas de columpio a la luz de la luna...

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis