Romeo y Julieta

         Bella, alma, esta composición nos muestra cómo el amor, en este caso el dolor por la ausencia, conmueve toda la melodía. 
        A lo largo de la composición, violines, platillos, flautas se suman al dolor de Julieta... Es hermoso cómo la voz no calla su dolor, cómo entre su dulzura, late cálido el amor por Romeo, late sensual cada uno de los momentos, late pleno el sentimiento que acuna la voz de la amada, en la maravillosa voz de Izumi Masuda.
       No existen palabras, ni falta que hace, sólo el acompañamiento que quiere ser abrazo de cada uno de los instrumentos de la orquesta... Es precioso cómo ante nuestros ojos el dolor de Julieta, quien cree que su amado Romeo ha muerto se nos representa gracias a la magia de la música y de la voz de la solista... Acaba la composición con el fin de Julieta, todos sabemos que Romeo se la hallará muerta, de verdad, preciosa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones