"Eres tú quien florece y resucita"

       Me encanta esta composición de 2002, Magic Flower, porque desde hace tiempo se coló en mi alma, se hizo red, se encarnó en ella y desde entonces ha vuelto hoy a prender en mí sus emociones, sus oleaje, su carga de esperanza, de amaneceres... 
       Como el sonido de un oleaje que desciende suave a la orilla, como la tormenta que se desvanece tras unas gotas refrescantes en nuestros ojos, como esas notas que, tras el dolor, acarician nuestra alma, el violín traza unas notas de amanecer, de primavera, de renacer... El sonido de los pájaros, la humedad de nuestros ojos resolviéndose en una mirada limpia, nos late cálida mediante las notas de flauta y piano. 
       Es curioso como el paso de estación, de primavera a verano, el paso de la noche al día, de la tristeza a una sonrisa encendida en el alma, no expresa el adiós, si no la fe, el latido, la ola que alcanza nuestra orilla llenándonos de su alma, de su dulzura, de sus manos que cogen las nuestras... Como díría el bueno de Machado: "En mi mano siento doble latido, eres tú quien florece y resucita". Acaba su latido, pero sabemos que, de forma inesperada, volverá a ser anochecer y amanecer en nuestra alma, invierno y primavera, primavera e invierno...

Comentarios

  1. Hermoso escrito muy magico y bello.

    besos

    ღ°´¨)
    ¸.•´¸.•ღ°´¨) ¸.•ღ°¨)
    (¸.•´ (¸.•`ღ° ..:¨¨ღ°¨ღ°Nidiaღ°¨ღ°¨ღ°


    (¯`•.•´¯) (¯`•.•´¯)

    *`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´

    ¤ º° ¤`•.¸.•´ ¤ º° ¤ •.¸¸.•´¯`•.¸¸.☆♡

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por tu presencia en estas olas y tu propia magia, me encantan tus pictogramas, preciosos, gracias por dejarte llevar de la mano de estas olas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Olasenmovimiento
Sé cordada con las olas que esperan tu abrazo, tu sonrisa, tu ternura, tu escucha, tus besos... Sé, con nosotros, olaenmovimiento

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones