Ese pequeño pero maravilloso milagro que supone nuestro planeta,el único capaz de albergar de ,entre todos los planetas, vida tan hermosa, rica, variada y plena. Valoremos tamaño regalo con nuestro amor, generosidad, alma, entrega, de forma que el día de mañana nuestros hijos se sientan orgullosos y puedan disfrutar de él, como hemos sido capaces de disfrutarlo nosotros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones