oleeeeeeee. Voz jazz, desde lo más hondo, junto a esa voz country desgarrada, que nos conducen en este tema haciéndose camino, vida y experiencia como no puede ser de otra forma.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Trenzas de columpio a la luz de la luna...