Alma y poesía en movimiento desencadenados, la música enlaza los acordes de esta voz que nos conmueve, que nos alcanza y que no nos deja impasibles, dejaros seducir, la letra si tenéis tiempo, preciosa, oleeeeeeee

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

Por favor, ¿me abrazas?