Desde nuestras pequeñas palabras

     El piano tantea en nuestra piel hollando emociones que otrora acompañara la voz del bueno de Elton John... En este caso la dulzura de los acordes y la letra, que no deja de latir trazando en nosotros recuerdos y abriendo puentes, viene acompañada de la voz dulzura de Ellie Goulding... Podemos cerrar los ojos, podemos intentar no escucharla, pero por más que lo intentemos sus notas, sus palabras, cada uno de sus acordes, encienden siempre dulces y serenos, mientras nos levantamos a abrir la ventana de la alcoba, afuera ahí estrellas y humedad, el rostro, las manos, la sonrisa, los amaneceres del ser amado, sus abrazos... No puede ser de otra manera... Las canciones y poemas más hermosos se construyen de pequeñas palabras y acordes que, como Your Song, son olas que buscan coger de la mano al ser amado... Gracias, gran Elton, y gracias, Ellie, por la magia que has añadido desde tus olas a esta composición...
'Es un pequeño momento de felicidad este sentimiento dentro
No soy uno de aquellos que puedan fácilmente ocultarse
No tengo mucho dinero pero, chiquillo, si lo tuviera
compraría una gran casa donde ambos pudiéramos vivir.

Si fuera un escultor, pero entonces de nuevo, no,
o un hombre que hace pociones en un espectáculo envolvente
sé que no es mucho pero es lo mejor que hago
mi regalo es mi canción y ésta es la primera para ti.

Y tú puedes decir a todo el mundo que ésta es tu canción
quizás sea bastante simple pero ahora ya está terminada
Espero que no te importe
Espero que no te importe que cuelgue en palabras
qué maravillosa es mi vida cuando tú estás en mi mundo.

Me senté en el tejado y quité el hollín
bueno, unos versos me tienen bastante entretenido
pero el sol brillaba radiante mientras escribía esta canción
es para gente como tu que hace posible que exista gente como yo.

Así perdona si olvido las cosas que hago
Ya ves que he olvidado si son verdes o azules
de todas formas lo que realmente quiero decir
es que tus ojos son los más dulces ojos que nunca he visto'

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Abrázame y vierte tus rosas blancas sobre nuestros corazones