Tokio Blues


        Lírica, intensa, adaptación del libro Tokio Blues de Haruki Murakami, que nos cuenta una intensa pero irrealizable historia de amor entre el protagonista y la novia de su mejor amigo quien se suicidó. Ambientada a finales de  los años 60, mención a las revueltas ocurridas en el Japón sobre todo al comienzo de la película,  nos trenza un relato y retrato íntimo de los personajes, quienes una y otra vez se describen en sus gestos, en lo que no dicen, en el lenguaje de sus cuerpos, las palabras son escasas y el director, en mi opinión con buen gusto, no abunda en la voz en off, que sí está justificada en el libro. La máxima de la película es la lucha por unos sentimientos, donde el protagonista, a pesar de la realidad convulsa, a pesar del malestar que aqueja a nuestra protagonista y de su realidad universitaria más promiscua, persigue una y otra vez su sueño, haciendo caso a su corazón, es ola en movimiento, es apoyo, es fuerza, es valor, es ternura... valores que se agradecen de ver hoy día en una película. De la película no cuento más, por favor no os perdáis su banda sonora y sus paisajes, preciosoooooooosssssss

Comentarios

Entradas populares de este blog

No te rindas, Mario Benedetti

El libro mágico del bosque dorado, sisiisiis

Trenzas de columpio a la luz de la luna...